Prótesis fija

Especialidad de Odontología y estomatología

¿Qué es la prótesis fija?

Una prótesis fija es un aparato fabricado a medida de la boca del paciente, con una o diversas piezas dentales, que se coloca para sustituir la pérdida de dientes.

Existen básicamente dos tipos de prótesis dentales fijas:

  • Prótesis fija sobre dientes: La prótesis se sujeta a los dientes sanos del paciente, consiguiendo gran sujeción y firmeza. La única desventaja es que es necesario dañar los dientes para conseguir que la prótesis se sujete correctamente.
  • Prótesis fija sobre implantes dentales: La prótesis va sujeta sobre uno o varios implantes de titanio, que ejercen de raíz del diente. Sobre éstos va sujeta la prótesis, ya sea corona o puente con diversas piezas.

No obstante, las prótesis fijas también pueden clasificarse según la forma:

  • Coronas: Comúnmente se conocen como “fundas”. Son prótesis individuales de un solo diente que se colocan sobre el diente del paciente previamente tallado, o sobre el implante dental. Son fabricadas de forma totalmente artesanal, tomando las medidas exactas del paciente y adaptándola al color y forma del resto de dientes del paciente, para que sea lo más parecida posible al resto de la boca. Dentro de las coronas existen las de metal-cerámica y aquellas que son totalmente de cerámica.
  • Puentes dentales: Se utiliza para sustituir, al menos, un diente. Consta de un mínimo de tres piezas, dos de las cuales serían retenedores y que van cementadas en los dientes naturales, que hacen de pilar y sujeción del puente. El resto de piezas del puente, que únicamente sustituyen las demás, se llaman pónticos.
  • Dentaduras: Es una prótesis que va atornillada sobre los implantes dentales y que sustituye totalmente los dientes. Está hecha de un refuerzo metálico diseñado por ordenador sobre el que irá una encía artificial y una carilla prefabricada con un tipo de composite. Las ventajas son que no tiene paladar y que son estéticas.
     
protesis dental fija
Una prótesis fija es un aparato fabricado a medida de la boca del paciente.
 

¿Por qué se realiza?

Las prótesis fijas se utilizan para suplir la pérdida de dientes, proporcionándole al paciente una pieza dental fija con la que podrá masticar y hablar de forma normal, haciendo las mismas funciones que un diente normal.
 

¿En qué consiste?

Consiste en colocar, por parte de un especialista en odontología y estomatología, una pieza dental hecha a medida de la boca del paciente, para suplir una pieza que falta.

El proceso de colocación de la prótesis dependerá del tipo de ésta:

  • Prótesis fija sobre dientes: El proceso mediante el cual se aplica la prótesis sobre los dientes consiste en tallar y desgastar en anchura y altura los dientes, formando lo que se denomina un “muñón”, para que, posteriormente, se pueda encajar la prótesis sobre ellos y así cementarla y conseguir una sujeción duradera. Las ventajas son su sujeción y firmeza. Las desventajas, que es necesario tallar el diente.
  • Prótesis fija sobre implantes dentales: La prótesis va fijada sobre el implante de titanio, que ejerce de raíz dental, y sobre la que se pondrá la corona o puente.
     

Preparación para la prótesis fija

La preparación para la sesión de prótesis fija dependerá del tipo de prótesis a colocar. Normalmente no requiere de procedimientos especiales. No obstante, si se trata de una prótesis fija en el diente natural, el paciente debe tener en cuenta que durante la primera sesión le limarán y rebajarán sus dientes naturales, por lo que después de dicha sesión puede que se note extraño, con importante sensibilidad dental.
 

Cuidados tras la intervención de prótesis fija

Los cuidados tras la intervención dependen del tipo de prótesis que se vaya a colocar al paciente. En el caso de las prótesis fijas sobre los dientes naturales, tras la primera sesión el paciente deberá comer alimentos blandos y templados, ni fríos ni calientes, porque puede notar sensibilidad.

Una vez colocada la prótesis, tanto si es sobre el diente como si es sobre el implante, se debe tener en cuenta que no es un diente natural, por lo que la sensibilidad con él no será la misma que con un diente normal. En este sentido, es importante destacar que no hay que hacer excesiva presión. Además, no se recomiendan alimentos excesivamente duros, como nueces o similares, ni tampoco muy calientes ni muy fríos.

Vídeos relacionados con Prótesis fija


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.