Carillas dentales

Dra. Ana Cabeza Martínez - Odontología y estomatología

Publicado el: 23/12/2015

ÍNDICE:

  1. ¿Qué son las carillas?
  2. ¿Por qué se realiza?
  3. En qué consiste
  4. Preparación para el tratamiento
  5. Cuidados tras la intervención

 

¿Qué son las carillas?

Las carillas y las coronas son soluciones estéticas para recubrir dientes dañados. Las carillas pueden ser de dos tipos: carillas de composite o carillas de porcelana. Se fabrican de metal, cerámica o porcelana fundida sobre metal.

Generalmente, no requiere anestesia, ya que es un tratamiento rápido e inocuo, aunque en el caso de las carillas de porcelana se colocan bajo anestesia local para evitar la sensibilidad.

 

¿Por qué se realiza?

Las carillas se pueden colocar con varios objetivos:

  • Cubrir fracturas de los dientes
  • Cubrir espacios interdentales
  • Corregir formas de los dientes
  • Agrandar los dientes
  • Blanquear los dientes

Así pues, están indicadas especialmente para pacientes con caries o alguna lesión que no se pueda reparar.

 

Las carillas son soluciones estéticas
para recubrir dientes dañados

 

¿En qué consiste?

La carilla es una lámina fina hecha a medida que sólo se coloca en la cara externa del diente, adherida a él para siempre mediante un tipo de cemento imperceptible a la vista.

En la primera visita, el paciente explica sus expectativas y su problema de base y el odontólogo examina los dientes para evaluar las opciones de tratamiento más adecuadas.

En la segunda visita, si las carillas son de composite, es posible que ya se coloquen en la misma, ya que el procedimiento es más sencillo. En cambio, si se utilizan carillas de porcelana, se tallan un poco los dientes y se toman las medidas con moldes y, en algunos casos, radiografías. Estos datos se envían al laboratorio para fabricar las carillas de forma personalizada para que se ajusten a cada diente.

Finalmente, en la tercera visita se colocan las carillas de porcelana colocando un cemento especial para que las carillas queden fijas.

 

Preparación para las carillas

Cabe destacar que las carillas no pueden colocarse si existen problemas de salud bucodental, ya que las carillas no los solucionan, sino que los enmascaran.

De esta manera, es importante que, antes de la colocación de las carillas, se realicen los tratamientos correspondientes para corregir estos problemas.

 

Cuidados tras la intervención

Una vez colocadas las carillas, es importante seguir los siguientes consejos para mantener un buen cuidado:

  • Cepillarse bien los dientes
  • Usar hilo dental
  • No fumar
  • No abusar de bebidas como café, té, infusiones, zumos, vino o refrescos oscuros
  • No tomar demasiadas salsas, especialmente kétchup y mostaza
  • Someterse a limpiezas profesionales periódicamente
  • No morder objetos para cortarles o sujetarlos
  • No apretar ni rechinar los dientes
  • Tener cuidado con algunos deportes en los que se pueda recibir un golpe en la boca