Muelas del juicio

Dr. Carlos Concejo Cútoli -

Publicado el: 04/02/2014

Índice

  1. ¿Qué son las muelas del juicio?
  2. Síntomas
  3. Pruebas médicas
  4. Causas 
  5. ¿Se puede prevenir?
  6. Tratamientos
  7. ¿Qué especialista lo trata?

 

¿Qué son las muelas del juicio?

Muela del juicio es el nombre con el que se conoce comúnmente al tercer molar y también es conocida como cordal. Este cordal suele aparecer entre los 18 y 21 años de edad. Las muelas del juicio aparecen al fondo de la boca. Pueden existir hasta cuatro cordales, una por cada cuadrante bucal.

En la mayoría de las personas las muelas del juicio no erupcionan completamente debido a una falta de espacio. La erupción parcial de estas muelas ocasiona diversos problemas, siendo lo más frecuente episodios de infección y dolor. Cuando esto ocurre hay que realizar la extracción de las muelas, siendo esta la única solución.

Las muelas del juicio suelen afectar a otros dientes al desarrollarse, empujándolos y produciendo un fuerte dolor​.

 

Síntomas de las muelas del juicio

Las muelas del juicio no siempre causan síntomas, no obstante, cuando se quedan retenidas y se infectan pueden causar problemas dentales u otros síntomas como los siguientes:

  • Enrojecimiento e hinchazón de encías.
  • Sensibilidad o sangrado de encías.
  • Dolor e hinchazón mandibular.
  • Mal aliento.
  • Sabor desagradable en la boca.
  • Dificultad para abrir la boca.

 

Pruebas médicas para las muelas del juicio

El cirujano maxilofacial puede examinar las muelas para decidir si están retenidas o no. Además, se puede ayudar de las siguientes pruebas:

  • Preguntas al paciente sobre los síntomas dentales y salud.
  • Examen dental.
  • Radiografías dentales para observar si las muelas están retenidas.
  • TAC dental para evaluar la posición exacta de las raíces.

 

¿Cuáles son las causas de las muelas del juicio?

Las muelas del juicio pueden doler cuando quedan retenidas o cuando no tienen suficiente espacio para salir y/o crecer normalmente. Cuando la retención es parcial o total, puede suceder lo siguiente:

  • Las muelas pueden crecer en ángulo y chocar contra la muela de al lado.
  • Pueden crecer hacia el lado posterior de la boca.
  • Pueden crecer en ángulo recto contra otro diente.
  • Crecer bien pero permanecer dentro del maxilar.

 

¿Se puede prevenir?

No existe modo de prevenir las molestias, salvo con la extracción de las muelas. Para saber si una muela va a ocasionar problemas es necesario realizar una radiografía. La radiografía puede mostrar si la muela del juicio está retenida antes de que sufra ningún síntoma y, por lo tanto, se puede proceder a su extracción. 

Cada vez es menor la frecuencia con la que salen las muelas del juicio. Nuestros antepasados tenían los maxilares mucho más desarrollados y podían albergar sin problema estos molares. El cambio a una dieta más blanda ha propiciado que ya no necesitemos estos molares. Además, evolutivamente hablando, las facciones del hombre se han suavizado, por lo que las muelas del juicio no tienen suficiente espacio para desarrollarse.

 

Tratamientos para las muelas del juicio

El tratamiento más eficaz para el dolor de muelas es la extracción. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es la opinión del especialista en Odontología y Estomatología. El especialista realizará una radiografía panorámica para conocer el estado en el que se encuentran las muelas del juicio y si van a afectar a otras piezas dentales.

La intervención se lleva a cabo por un cirujano y se realiza bajo anestesia local. Entonces se procede a ampliar el alvéolo utilizando un instrumento llamado elevador o botador. Después se mueve la muela de lado a lado hasta que esté más floja y se pueda extraer. Si la muela no se puede extraer sería necesario realizar una incisión en la encía, partirla en varios trozos o incluso retirar un poco de hueso maxilar. Después de la intervención se realiza una sutura mediante puntos reabsorbibles o puntos convencionales, que se retiran en consulta después de 7-10 días.

 

¿Qué especialista lo trata?

El experto que trata esta patología es un especialista en Cirugía Oral y Maxilofacial o en Odontología y Estomatología.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.