Prótesis de cadera

Especialidad de Traumatología

¿Qué es la prótesis de cadera?

La prótesis de cadera es una técnica de cirugía mayor que consiste en la sustitución de la cadera degenerada por una articulación artificial.

Para la intervención se utiliza la anestesia general o la raquianestesia (de espalda para abajo). En recambios de prótesis se prefiere la anestesia general, puesto que suelen ser intervenciones más largas y laboriosas.

Existen diferentes tipos de prótesis de cadera en función de cómo se realice la sustitución de los huesos afectados.

  • Prótesis total de cadera
  • Prótesis parcial de cadera
  • Prótesis de revisión
  • Prótesis de resuperficialización (o resurfacing)
     

¿Por qué se realiza?

Las prótesis de cadera se utilizan para aliviar el dolor y para devolver la función a pacientes que no responden bien al tratamiento conservador (reposo, rehabilitación, anti-inflamatorios…).

La sustitución de la cadera por una prótesis está indicada en casos de artrosis de cadera, artritis reumatoide o fractura de cadera.
 

Las características de los materiales empleados en este tipo de prótesis permiten una movilidad similar a la de la articulación humana.
 

¿En qué consiste?

Las prótesis se utilizan para devolver la función y restaurar la función del área; es por eso que tienen diferentes componentes.

Las características de los materiales empleados en este tipo de prótesis permiten una movilidad similar a la de la articulación humana. Para la fabricación de estos implantes se utilizan diversos metales como acero inoxidable, aleaciones de cobalto, cromo y titano; plástico, habitualmente polietileno, un material muy duradero y resistente al desgaste que supone la fricción.

Preparación para la colocación de una prótesis de cadera

Previamente a la cirugía de prótesis de cadera se realiza un estudio preoperatorio que comprende:

  • Un análisis de sangre
  • Una radiografía de tórax
  • Un electrocardiograma

No obstante, pueden necesitarse pruebas adicionales (pruebas de ventilación pulmonar, ecocardiograma o pruebas de alergia).

Cuidados tras la colocación

Tras la operación, los pacientes deben llevar muletas durante el mes siguiente. Durante el posoperatorio es importante que el paciente en casa siga una serie de instrucciones:

  • Lavar la herida quirúrgica y aplicar crema hidratante con un ligero masaje, dos veces al día.
  • Mantener la pierna elevada siempre que sea posible.
  • Sentarse en sillas altas con apoyabrazos o sofás rígidos.
  • Utilizar calzado cómodo y cerrado que sujete bien el pie.
  • El exceso de peso es negativo para la recuperación.
  • Mantener una dieta equilibrada, rica en hierro y fibra, y acompañada de abundantes líquidos.
  • Prestar especial atención a los elementos del hogar: retirar alfombras, cables o mobiliario que puedan provocar una caída y tener mucho cuidado con el suelo mojado.

Junto con estos, se aconseja que el paciente duerma boca arriba con una almohada entre las piernas y que no tumbarse de lado. Y cuando vaya al baño es aconsejable colocar un alza en el inodoro de unos 10-15 centímetros para evitar la flexión excesiva de la articulación.

Vídeos relacionados con Prótesis de cadera


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.