Preeclampsia

Especialidad de Ginecología y Obstetricia

¿Qué es la preeclampsia? 

La preeclampsia es una patología que puede presentarse en las mujeres durante su semana número 20 de gestación.

¿Qué síntomas presenta la preeclampsia?

Normalmente, una mujer embarazada con preeclampsia no se siente enferma, pero puede tener síntomas como:

  • Hipertensión arterial
  • Proteína en la orina
  • Aumento repentino de peso
  • Hinchazón de cara u ojos y manos

Si la preeclampsia es grave, puede presentar los siguientes síntomas:

  • Dolores de cabeza que no desaparecen
  • Dolor abdominal en el lado derecho, debajo de las costillas
  • Problemas para respirar
  • Náuseas y vómitos
  • Orinar con poca frecuencia
  • Pérdida temporal de la visión, puntos o luces centelleantes, visión borrosa o sensibilidad a la luz

¿Cuáles son las causas de la preeclampsia?

 No se conoce la causa exacta, pero puede estar relacionada con los siguientes factores:

  • Problemas vasculares
  • Trastornos autoinmunitarios
  • Dieta
  • Genética
  • Antecedentes de preeclampsia
  • Primer embarazo
  • Embarazo múltiple
  • Más a 35 años
  • Obesidad
  • Antecedentes de diabetes, presión arterial alta o enfermedad renal

¿Se puede prevenir la preeclampsia?

La mejor forma de prevenirla es mediante controles prenatales, ya que ayudan a detectar y tratarla antes de que se desarrolle en el organismo. También se estima que tomar aspirina en dosis bajas, suplementos con calcio y productos con vitaminas E y C ayudan a prevenir la preeclampsia.

¿En qué consiste el tratamiento de la preeclampsia?

La única solución para acabar con la preeclampsia es el parto, que suele ser por inducción o por cesárea, comúnmente. Antes del embarazo, es importante hacer un buen seguimiento. Si la preeclampsia es leve, se puede hacer desde casa tomando las siguientes medidas:

  • Descansar en la cama
  • Acostarse sobre el lado izquierdo
  • Consumir menos sal
  • Tomar mucha agua
  • Tomar medicamentos para bajar la presión arterial (en algunos casos)
  • Visitar frecuentemente al médico

En casos más graves, puede ser necesario hospitalizar a la paciente para vigilar a ella y al bebé de más cerca. Esto puede incluir:

  • Supervisión cuidadosa
  • Medicamentos para controlar la presión arterial
  • Inyecciones de esteroides para ayudar a acelerar el desarrollo de los pulmones del bebé en embarazos de menos de 34 semanas de gestación
loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.