Parto prematuro

Especialidad de Ginecología y Obstetricia

¿Qué es un parto prematuro?

Un parto se define como prematuro cuando se produce antes de la semana 40 de embarazo. Normalmente, la duración de la gestación es de 40 semanas, por lo que, si el parto tiene lugar entre la vigésima y la trigésimo séptima semana de gestación, se define como prematuro. 
Los diferentes tipos de parto prematuro son los siguientes:

  • Parto prematuro tardío: parto entre las semanas trigésima cuarta y trigésima séptima de gestación.
  • Parto prematuro grave: parto entre las semanas veinticinco y treinta y tres de gestación.
  • Parto prematuro extremo: nacimiento antes de la semana 25 de gestación.
Un parto es prematuro si es antes de la semana 40 de embarazo.
 

Síntomas de parto prematuro

Un bebé prematuro presenta características muy claras, como una reducción del peso corporal u otros síntomas que dependen de la semana en la que nace. 
La permanencia del feto en el útero desempeña un papel fundamental para el correcto desarrollo de los órganos del bebé (pulmones, cerebro o corazón), por lo que cuanto antes se produzca el nacimiento más graves serán las consecuencias futuras para el feto (problemas respiratorios, cardíacos, neurológicos, gastrointestinales, sanguíneos, del metabolismo, del sistema inmunológico).
A partir de la semana 37 el feto presenta todas las características de un feto desarrollado, aunque no se excluye la posibilidad de que puedan surgir complicaciones.

Diagnóstico

El diagnóstico de un parto prematuro se limita a tener en cuenta la fecha del parto con respecto al inicio de la gestación y a la observación de las características del bebé.

¿Cuáles son las causas de un parto prematuro?

La probabilidad de un parto prematuro está relacionada con algunas afecciones relacionadas con la mujer:

  • Episodios previos de nacimiento prematuro
  • Embarazo gemelar
  • Dos embarazos con una diferencia de 6 meses entre ellos
  • Fecundación in vitro
  • Problemas relacionados con el útero, la placenta o el cuello uterino
  • Fumar, alcohol, drogas (durante el embarazo)
  • Desnutrición
  • Infecciones que se desarrollan en el líquido amniótico
  • Hipertensión y diabetes
  • Bajo peso antes del embarazo
  • Episodios previos de aborto espontáneo
  • Mujeres que han sufrido lesiones físicas o traumatismos
  • Forma inusual del útero

¿Se puede prevenir?

Durante el período de gestación, es aconsejable realizar todas las pruebas necesarias, especialmente las relativas a las semanas trigésimo primera y trigésimo segunda, como la ecografía intravaginal, que es capaz de detectar si el cuello uterino tiene menos de 2,5 o 2 centímetros de largo (cuello uterino corto). El cuello uterino corto es una de las causas del parto prematuro espontáneo.

¿A qué especialista contactar?

El especialista que atiende los casos de parto prematuro es el ginecólogo.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.