Revisión ginecológica

Especialidad de Ginecología y Obstetricia

¿Qué es una visita ginecológica?

En la visita ginecológica se evalúa el estado de salud del aparato genital femenino en su conjunto. Durante la visita se realiza un control tanto de los órganos genitales internos como externos, así como del pecho, para evaluar la presencia de problemas o de auténticas patologías.

Para realizar un examen ginecológico, la paciente tiene que colocarse en una camilla con las piernas separadas

¿En qué consiste?

Para realizar un examen ginecológico, la paciente tiene que colocarse en una camilla con las piernas separadas. El especialista procede entonces a controlar el estado de la vulva y de la vagina. Se evalúan las características del útero y de los ovarios, tanto con un examen objetivo como con una ecografía transvaginal.

Durante la visita, suele realizarse la prueba de Papanicolaou para obtener un análisis más detallado y excluir la presencia de células pretumorales en el cuello del útero.

La última parte de la visita consiste en el control del pecho para buscar posibles nódulos. El especialista también enseñará a la paciente cómo repetir el procedimiento en casa periódicamente. Todo el proceso no suele durar más de 20-30 minutos.

¿Por qué se realiza?

El examen ginecológico sirve para controlar el estado de salud del sistema genital femenino y detectar posibles infecciones o patologías. La primera visita debería realizarse después de la llegada del primer ciclo menstrual o, en cualquier caso, no más tarde de la primera relación sexual, incluso en ausencia de cualquier trastorno. Es aconsejable realizar una visita lo antes posible en caso de prurito, ardor o secreciones vaginales anormales, así como en caso de  menstruaciones especialmente irregulares o quistes mamarios. Sin embargo, aunque no haya problemas, es aconsejable someterse a un control al menos una vez cada 3 años, y con más frecuencia en caso de cánceres de mama o de útero en la familia.

Preparación para la visita ginecológica

No son necesarias normas especiales de preparación antes de someterse a una visita ginecológica. La única indicación útil es programar la visita fuera del ciclo menstrual y vaciar la vejiga antes del examen para evitar cualquier molestia durante el mismo.

¿Qué se siente durante el examen?

El examen ginecológico no es doloroso. La sensación durante la comprobación interna es similar a la que se siente al utilizar un tampón. Lo más importante para facilitar el procedimiento es intentar relajarse, inspirando y expirando profundamente.

Significado de los resultados anómalos

Los resultados anómalos que se pueden encontrar durante el examen son de diferentes tipos. Con el control se pueden identificar formaciones tumorales, patologías, infecciones y hasta simples irritaciones, y determinar la terapia más apropiada. Para más información, puede consultar a un especialista en Ginecología.

Vídeos relacionados con Revisión ginecológica


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.