Ganglión o quiste

Especialidad de Traumatología

¿Qué es el ganglión o quiste?

El ganglión o quiste sinovial son bultos benignos que, a menudo, crecen sin una causa concreta en la mano y en la muñeca. De hecho, pueden aparecer en cualquier articulación del cuerpo pero hasta en un 70-80% de casos se localiza en la mano o muñeca. Estos quistes pueden ser dolorosos, especialmente justo en el momento de su aparición o por el uso constante de la mano. Los gangliones pueden variar de tamaño y también pueden desaparecer por completo de forma espontánea.

Es el tipo de tumor más común en la mano, apareciendo también en el pie, tobillo o rodilla. Suele ser más común en la mujer, pero también afecta al hombre. Aunque no está relacionado con la edad, suele ser más frecuente entre los 20 y los 40 años.

Los quistes sinoviales o gangliones se caracterizan por:

  • Tener forma ovalada o redondeada.
  • Ser de consistencia dura, normalmente, aunque también puede ser blanda. Al tocarlos se puede notar movimiento.
  • Ser fácilmente visibles externamente y con un tamaño que va de milímetros a varios centímetros.
  • Estar llenos de un líquido viscoso, parecido al líquido sinovial (responsable de lubricar las articulaciones).

Pronóstico de la enfermedad

El pronóstico es bueno. En primer lugar porque, aunque sea un tumor, es totalmente benigno. Además, si se sigue el tratamiento adecuado, el quiste puede desaparecer fácilmente. Incluso existen casos en los que el quiste ha desaparecido por sí solo, sin ser sometido a ningún tratamiento. No obstante, aunque se extirpe con éxito, se puede reproducir nuevamente.

Los estiramientos de muñeca son especialmente importantes para aquellas personas que trabajan con ordenador 

Síntomas del ganglión o quiste

Los quistes suelen formar un nódulo visible aunque, en algunos casos, si los quistes son pequeños pueden no manifestarse. Muchos de ellos no presentan síntomas, pero si llegan a presionar algún nervio, puede causar dolor, hormigueo y debilidad muscular, afectando o no al movimiento de la articulación donde se ubica.

Si el quiste sinovial o ganglión no causa síntomas y permite la movilidad normal de la zona, el quiste provoca más un problema estético que médico

Pruebas médicas para el ganglión o quiste

El especialista puede valorar el tamaño y la forma del quiste mediante un examen físico. Durante este examen, se pueden utilizar herramientas para ver si el ganglión está lleno de líquido y si hay dolor cuando se aplica presión. Además, si el especialista lo considera necesario, se pueden realizar exploraciones con resonancia magnética o ultrasonido.

¿Cuáles son las causas del ganglión o quiste?

La causa que desencadena la formación de estos pequeños bultos se desconoce. Se ha observado que son más comunes en personas jóvenes de entre 20 y 40 años de edad y se desarrolla más en mujeres. Además, es más probable que lo desarrollen personas que utilizan y sobrecargan la muñeca. Las personas que tienen artritis pueden desarrollarlos con más facilidad.

También los golpes y contusiones pueden provocarlos, aunque a veces no hay causa objetiva y aparecen sin más. Sin embargo, es posible que aumenten su tamaño si la articulación donde se ubica tiene mucha movilidad.

¿Se puede prevenir?

Este tipo de quistes se puede prevenir mediante ejercicios de relajación dirigida. Esto es especialmente importante para aquellas personas que trabajan muchas horas con el ordenador o realizando actividades que puedan afectar la tensión de las articulaciones, con movimientos repetitivos. El ganglión se produce por la tensión que se genera en la muñeca, por lo tanto, es importante realizar este tipo de estiramientos para que la musculatura se relaje.

Tratamientos para el ganglión o quiste

Antes de optar por un tratamiento, se suele observar su evolución para evitar la intervención. Si el quiste sinovial afecta al movimiento de la mano o es muy antiestético para el paciente, el especialista ofrecerá distintos tratamientos, incluso la cirugía.

Normalmente el reposo relativo, evitando los movimientos repetitivos o excesivos, hará disminuir el tamaño del quiste, de manera que será la primera recomendación. Asimismo, se recomendarán vendajes compresivos o muñequeras durante este reposo, para que el bulto esté sujeto y se le ayude a "reducirse" sin que se extienda. Si esto provoca dolor en el paciente puede valorarse la aspiración del líquido del interior con una aguja, previa anestesia local. 

Por otra parte, la fisioterapia manual ortopédica también podría considerarse una alternativa para mejorar la movilidad articular y fortalecer la articulación. 

Cuando estas medidas no funcionan y los síntomas cursan con dolor e incapacidad de mover la articulación, y si afectan a los nervios con hormigueo o debilidad, se debe recurrir a la cirugía, extirpando el quiste. El paciente deberá hacer reposo unos días tras la intervención para, a posteriori, hacer rehabilitación y recuperar la movilidad. Normalmente regresará a sus actividades cotidianas al cabo de 2-5 semanas.

El problema de los gangliones es que, aunque se eliminen, pueden volver a reproducirse, por lo que ningún tratamiento se considera definitivo

¿Qué especialista lo trata?

El especialista que trata los quistes sinoviales o gangliones es el experto en Traumatología, que podrá evaluar la consistencia, tamaño y síntomas del quiste para así establecer el tratamiento más adecuado en cada caso.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.