Neuropatía Diabética


Especialidad de Unidad del Dolor

Las personas diabéticas pueden sufrir un daño en los nervios del cuerpo como consecuencia de una disminución del flujo sanguíneo y un nivel alto de azúcar en sangre. Las probabilidades de sufrir esta afección aumentan si el nivel de azúcar en sangre no está bien controlado. Se calcula que aproximadamente la mitad de los diabéticos sufren daño neurológico, aunque los síntomas no se notan hasta años después del diagnóstico de la diabetes. Los síntomas dependen de los nervios afectados. Así, los nervios afectados con mayor frecuencia son en los pies y en las piernas, provocando hormigueo o ardor, o dolor profundo y, con el tiempo, insensibilidad. Además, con el avance de la enfermedad también puede presentarse en manos y dedos. Por otra parte, cuando la enfermedad afecta a los nervios que controlan la digestión, estos también pueden verse afectados y traducirse en problemas para digerir alimentos, cosa que puede dificultar el control de la diabetes. No obstante, también puede dañar a los nervios del corazón y vasos sanguíneos, cosa que puede provocar mareos al incorporarse, tener frecuencia cardíaca rápida e incluso no notar la angina, el dolor torácico que avisa de cardiopatías y ataque cardíaco. 

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.