Dolor postoperatorio

Especialidad de Acupuntura

¿Qué es el dolor postoperatorio?

El dolor postoperatorio es aquél que surge a raíz de ser sometido a un acto quirúrgico. En función de la duración de la intervención, la zona a tratar, las acciones que se hayan practicado sobre el cuerpo y el tipo de anestesia suministrada, el paciente se resentirá en mayor o menor grado. El cuerpo suele liberar las llamadas sustancia algógenas o productoras de dolor que se manifiestan cuando se produce una lesión o traumatismo directo sobre un tejido que genera daño en las células. Dichas sustancias activan o sensibilizan los nociceptores, es decir, los receptores de dolor que una vez activados transmiten la señal de dolor al sistema nervioso central mediante la médula espinal.

¿Qué síntomas presenta?

El dolor postoperatorio se caracteriza por ser agudo, predecible y autolimitado en el tiempo. Se asocia directamente con reacciones vegetativas, psicológicas, emocionales y/o conductuales. Cada cuerpo manifestará de forma distinta este dolor; todo dependerá del tipo de paciente, la preparación quirúrgica, la intervención, la técnica empleada, las complicaciones que pueden surgir y los cuidados postoperatorios.

Causas del dolor postoperatorio o por qué se produce

La única causa directa es la de la intervención quirúrgica.

¿Se puede prevenir?

Pese a que actualmente los especialistas disponen de múltiples técnicas que permiten mínimas incisiones y una reducción del tiempo quirúrgico, el dolor postoperatorio no puede prevenirse.

¿En qué consiste el tratamiento?

El alivio del dolor es un proceso complejo muy difícil de subsanar con un único método analgésico. Actualmente existen diferentes opciones terapéuticas repartidas entre tratamiento farmacológico del dolor agudo y el tratamiento no farmacológico. Cada terapia debe adaptarse en función del tipo de cirugía, a las necesidades de cada paciente y la evolución que éste tenga en el tiempo. El tratamiento farmacológico se divide en función de si el dolor es leve, se suministrará analgésicos y antiinflamatorios; moderado, aines, aines con opioides, opioides en infusión o con técnicas de analgesia regional; y en dolores severos se facilitarán opioides por vía endovenosa, PCA con técnicas regionales. Entre los tratamientos no farmacológicos se encuentran la relajación, hipnosis, técnicas imaginarias, músico-terapia y similares. Cabe destacar que en caso de no recibir un tratamiento adecuado, el dolor se puede cronificar.

Vídeos relacionados con Dolor postoperatorio


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.