Neuromodulación

¿Qué es la neuromodulación?

La neuromodulación es una técnica que permite a los fisioterapeutas la intervención en el funcionamiento del sistema nervioso periférico y central. Se trata de una técnica invasiva, prácticamente indolora, segura y efectiva.

Cuando hay un fallo o desequilibrio en el sistema nervioso, éste afecta a todas las estructuras que están conectadas, obligándolas a realizar un sobreesfuerzo continuo, de manera que, con el paso del tiempo, el problema se ve agravado.

En este sentido, la neuromodulación permite intervenir en el funcionamiento del sistema nervioso para trabajar el dolor en sus diferentes situaciones y de forma inmediata.

¿Por qué se realiza?

La neuromodulación es una técnica que se usa para tratar los síntomas del dolor crónico y de las lesiones del sistema neuromusculoesquelético. De esta manera, está especialmente indicado para el tratamiento de las siguientes patologías:

  • Dolor crónico
  • Síndrome de dolor regional complejo
  • Lesiones musculares
  • Dolor fantasma
  • Atrapamientos nerviosos

Se realiza para controlar las señales de dolor que llegan al cerebro a través de la médula espinal. En este sentido, la neuromodulación permite:

  • Aliviar el dolor rápidamente
  • Disminuye la necesidad de tomar analgésicos
  • Es una técnica mínimamente invasiva e indolora
  • No tiene efectos secundarios
  • Permite una mejora en la calidad de vida

¿En qué consiste?

Esta técnica se realiza con la ayuda de un dispositivo que produce una corriente de baja frecuencia e intensidad con efectos analgésicos muy fuertes. Esta corriente se aplica con el objetivo de estimular el estímulo nervioso y conseguir un buen funcionamiento muscular.

Preparación para la neuromodulación

Antes de que un paciente se someta a un tratamiento de neuromodulación, es importante que el especialista haga una valoración de la zona que se va a tratar. Se debe posicionar al paciente y ubicar el punto en el que se va a realizar la neuromodulación con la ayuda de un ecógrafo. Además, se debe establecer una frecuencia e intensidad de la corriente en función de las características y necesidades del paciente.

Por otro lado, antes de iniciar el tratamiento es importante preparar la piel de la zona que se va a tratar.

Cuidados tras la intervención

Después de la intervención, que se ejecuta mediante electrodos bipolares en forma de agujas que se insertan en áreas muy concretas, se deben retirar estas agujas al finalizar la sesión del tratamiento.

A partir de ese momento, el paciente empezará a notar mejoras en el dolor que tenía previamente a la sesión desarrollada. Aun así, el tratamiento puede tener efectos secundarios como posibilidad de infección o hemorragia, entre otros efectos secundarios, que desaparecen al cesar la estimulación.

Alternativas a este tratamiento

La neuromodulación es una técnica novedosa, que se posiciona como una alternativa terapéutica al método tradicional de las enfermedades descritas anteriormente.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..