Maltrato psicológico infantil

¿Qué es el maltrato psicológico infantil?

El maltrato psicológico es conocido también como abuso psicológico o abuso emocional. Este tipo de maltrato comprende comportamientos como poner en ridículo, intimidar, insultar, rechazar o humillar a un niño.

El abuso emocional es una clase de maltrato silencioso, es decir, las marcas no son visibles y cuyo actor suelen ser los padres.

¿Qué síntomas presenta?

Algunos de los síntomas del maltrato emocional son:

  • Problemas en la escuela: falta de concentración, desinterés o bajo rendimiento escolar.
  • Problemas alimenticios que pueden generar un aumento o una pérdida de peso marcados.
  • Baja autoestima.
  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Mal comportamiento, que puede evidenciarse como falta de respeto a la autoridad y a las normas establecidas, por ejemplo.
  • Agresividad (expresado de manera verbal o incluso física).
  • Búsqueda de obtener el beneplácito de los adultos: en su deseo de complacer se esconde la necesidad de ser querido y protegido.
  • Problemas para dormir.
  • Descuido físico.


Causas del maltrato psicológico infantil

Hablamos de abuso psicológico infantil cuando se dan este tipo de situaciones:

  • Humillar y/o criticar al niño constantemente.
  • Amenazar al niño con un castigo físico (aún cuando luego este no exista).
  • Gritar al niño y llamarle por "nombres humillantes".
  • Usar el sarcasmo para reírse del niño.
  • Controlar al niño, evitando que se desarrolle individualmente.
  • Ignorar al niño.
  • Manipular al niño.
  • Nunca felicitar o expresar sentimientos positivos hacia el niño.
  • Imitar al niño de manera peyorativa.

¿Se puede prevenir?

Los padres deben evitar conductas destructivas hacia sus hijos tomando conciencia de su forma de actuar con ellos. Ser conscientes de las formas en las que se actúa, ayudará a evitar la conducta.

Otro paso fundamental para los adultos es ser empáticos y respirar profundo antes de actuar, tomarnos un minuto a solas para recuperar la compostura.

Además es importante disculparse con los niños si les hemos hablado mal. Es muy valioso reconocer nuestros errores frente a los hijos y pedir perdón cuando "nos pasamos" con alguna valoración o reto.

Los adultos que crean ser causa de maltrato emocional hacia sus hijos deben buscar ayuda. En el caso de que conozcas a algún niño de la familia, de amigos o cercano que padece esta clase de abuso, también debes actuar.

¿En qué consiste el tratamiento?

La principal prioridad del tratamiento es garantizar la seguridad y la protección de los niños que han sido maltratados. Por lo que el tratamiento se centra en prevenir el maltrato futuro y reducir las consecuencias psicológicas y físicas a largo plazo del maltrato.

Además el tratamiento puede ayudar tanto a los hijos como a los padres en situaciones de maltrato.

Hablar con un profesional de la salud mental, un psicólogo o un psiquiatra puede:

  • Ayudar a un niño que fue maltratado a aprender a confiar de nuevo.
  • Enseñar a un niño sobre comportamientos y relaciones normales.
  • Enseñar a un niño a manejar los conflictos y así aumentar su autoestima.

Distintas terapias pueden resultar efectivas, tales como:

  • Terapia cognitivo-conductual centrada en el trauma. Este tipo de terapia ayuda a un niño que fue víctima de maltrato a manejar mejor los sentimientos de angustia y a enfrentar los recuerdos relacionados con el trauma.
  • Psicoterapia para padres e hijos: Este tratamiento tiene como objetivo mejorar la relación entre padres e hijos y crear un vínculo más fuerte entre ambos.

La psicoterapia también puede ayudar a los padres a:

  • Descubrir las causas del maltrato.
  • Aprender maneras efectivas de afrontar las frustraciones que son inevitables en la vida.
  • Aprender estrategias adecuadas para criar a los niños.
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..