Psicoterapia familiar

¿Qué es la psicoterapia familiar?

La psicoterapia familiar o terapia de familia es una forma diferente de entender y tratar problemas emocionales y crisis personales o familiares, ya que lo hace trabajando con toda la familia en lugar de hacerlo con sus integrantes por separado. Aunque sea un miembro quien muestre el “problema” se considera más efectiva la terapia si otros miembros de la familia se implican en el proceso terapéutico.

Las sesiones son dirigidas por un psicólogo o un terapeuta con formación en psicoterapia familiar.

¿Por qué se realiza?

Esta terapia puede ayudar a las familias a resolver problemas tales como:

Para resolver dichas dificultades, la terapia se centra en alcanzar una comprensión más amplia de cada situación particular para poder potenciar los recursos de cada familia y desarrollar nuevas estrategias y maneras de comunicarse. El objetivo final es facilitar la convivencia y el trabajo conjunto en la gestión sana y eficaz de cada conflicto.
 

¿En qué consiste?

La terapia de familia examina cómo la conducta de un individuo afecta a las relaciones con el resto de miembros de la familia y a la dinámica familiar. Consiste en:

  • Descubrir y trabajar qué papel juega cada miembro en la familia, cómo se influyen unos a otros.
  • Crear patrones de conducta saludables.

El proceso terapéutico dependerá de la orientación del terapeuta, pero lo habitual es:

  1. Una sesión inicial con la familia completa, donde se expondrá el problema y el objetivo a conseguir. De esta manera también se observa cómo es la interacción familiar.
  2. Posteriormente se entrevistará a cada miembro de la familia por separado, para conocer cómo vive la situación cada uno, y poder conocer cosas que no han salido en la sesión conjunta.
  3. Tras las entrevistas individuales, la mayoría de sesiones serán conjuntas, es decir, con todos los miembros, a menos que el terapeuta considere oportuno tener una sesión con alguno por separado. Se trabajará según el plan para conseguir los objetivos terapéuticos.

La psicoterapia familiar consiste en crear un espacio donde se favorezca la empatía y la comprensión para mejorar la comunicación, resolver problemas y encontrar formas de trabajar juntos. Muchas veces la terapia familiar no va a eliminar todos los problemas, pero aporta a los miembros de la familia de estrategias y habilidades para superar las dificultades juntos y de forma saludable.

Preparación para la psicoterapia familiar

Antes de acudir a la consulta cada miembro tiene que reflexionar sobre algunos aspectos, con el ánimo de crear una disposición antes de comenzar la terapia:

  • Pensar en lo que quieres que cambie en la relación con tu familia. Establecer metas realistas. No centrarse en cómo tiene que cambiar el otro.
  • Pensar en cómo tú puedes cambiar y comprométete a ello.
  • Asumir parte de la responsabilidad del problema.
  • No culpar a los otros miembros de la familia, actúan como saben y cómo pueden.
  • No esperar cambios rápidos. La terapia es un proceso largo, no es sencillo, pero merece la pena.
  • No esperar a que el terapeuta te diga lo que tienes que hacer, o quién tiene razón y quién no. Un buen terapeuta se mantendrá neutral.
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..