Lifting sin cirugía

¿Qué es un lifting sin cirugía?

El lifting sin cirugía es un estiramiento facial no quirúrgico mínimamente invasivo cuyo objetivo es mejorar la apariencia de arrugas y líneas finas, dando a los pacientes una apariencia más juvenil. Tales procedimientos no requieren de ningún tipo de cirugía ni anestesia.


Este tipo de tratamiento requiere un efoque personalizado que se ajuste a las necesidades del paciente.

¿Por qué se realiza?

Este tratamiento sirve para poder disfrutar de una apariencia más joven sin necesidad de pasar por el quirófano. Sus ventajas son múltiples:

Casi todos los procedimientos toman unos minutos y prácticamente no requieren un período de recuperación. La atención postoperatoria también es mínima. En comparación, un estiramiento facial quirúrgico tiene un período de recuperación que puede durar meses.

Además, una de las grandes ventajas del lifting sin cirugía es su costo reducido. Este tipo de tratamiento también se recomiendan como un tratamiento adecuado para pacientes más jóvenes, entre 40 y 60 años de edad. Es posible realizar estos procedimientos tanto en hombres como en mujeres.

  • Se puede aplicar en diferentes zonas del cuerpo:
  • Elevación de las mejillas.
  • Perfil de la mandíbula.
  • Patas de gallo.
  • Estrechamiento del mentón.
  • Estrechamiento y elevación de la nariz.
  • Levantamiento de cejas.
  • Perfección del aspecto del cuello.
  • Rejuvenecimiento del de manos y pies.
  • Mejora de la flacidez en brazos, piernas y glúteos.

¿En qué consiste?

Técnica de lifting con Ultherapy

Este tratamiento basado en ultrasonidos sirve para mejorar las arrugas y lineas del escote, elevan la piel del cuello, cejar y bajo del mentón.


Consiste en estimular con ultrasonidos la producción de nuevo colágeno y elastina en las capas profundas de la piel. Es una técnica muy precisa ya que es el único tratamiento de ultrasonidos focalizados que se pude guiar por ecografía.


Los resultados empiezan a aparecer pasados los 3 meses y duran aproximadamente 1 año.

Técnica de lifting con Thermage

Consiste en un tratamiento por radiofrecuencia patentado por Thermage. Consiste en en calentar el colágeno presente en las capas profundas de la piel para estimular la producción de nuevas células de la piel y del tejido subyacente. De esta forma se logra una apariencia más lisa con líneas y arrugas menos finas.

El procedimiento dura solo unos 15 minutos y los resultados suelen durar de 1 a 2 años. Por lo general, después del procedimiento, puede aparecer enrojecimiento e hinchazón, pero desaparecen en unos pocos días.
Dependiendo del paciente, inicialmente se recomiendan de una a tres sesiones, seguidas de un tratamiento adicional realizado una vez al año para mantener los resultados logrados.


Técnica lifting facial PRP o vampirico

El lifting facial con plasma rico en plaquetas (PRP) es muy conocido entre los famosos, como por ejemplo las Kardashian.


El tratamiento consiste en en coger el PRP de la sangre del paciente y luego inyectarlas en las zonas problemáticas de la piel. Las plaquetas se utilizan para regenerar la piel en tratamientos de quemaduras y lesiones cutáneas; liberan factores de crecimiento que favorecen la producción de colágeno y logra lucir un aspecto más juvenil.


Gracias a las inyecciones de PRP en líneas y arrugas, el contorno de la cara estará más definido y tiendrá una apariencia más suave. Por lo general, después del tratamiento, puede aparecer hinchazón y enrojecimiento, pero desaparecen en unos pocos días.


El procedimiento dura aproximadamente una hora y los resultados se hacen visibles en las siguientes semanas.
Las personas con ciertas enfermedades de la sangre, como hipofibrinogenemia y sepsis, o enfermedad hepática, no son candidatos ideales.


Lifting con láser
El láser se usa para eliminar porciones de piel capa por capa. Actúa en las capas superficiales de la piel para que se vayan regenerando y lograr una capa más suave y estirada. También se lorga reducir la aparición de arrugas y líneas finas.


El tratamiento se realiza en dos fases:
La primera consiste en una intervención con anestesia local y en la segunda son una serie de sesiones en la propia consulta del doctor.


La intervención consisterá en introducir una sonda que transmite el láser bajo la piel. Este estimulará la producción de colágeno y provocará un efecto de retracción de la piel u reducirá la flacidez.

Preparación y cuidadados post-operatorios

Este tipo de tratamiento tiene la ventaja de no necesitar cuidados especiales tras su aplicación, ya que no requiere de intervención quirúrgica. Si que deberá acudir en diversas ocasiones al doctor para tener un seguimiento médico.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..