Infectología

¿Qué es la infectología?

La infectología es una especialidad de la Medicina que se centra en estudiar, diagnosticar y ofrecer tratamientos al paciente sin importar su edad, que padece enfermedades infecciosas, agudas o crónicas. El profesional que trabaja esta especialidad se le denomina infectólogo. Para alcanzar esta profesionalización se necesitan tres años de especialización en medicina interna y más tarde tres años más en la subespecialidad de infectología. Este profesional también es capaz de realizar pruebas y exámenes médicos como:

  • Toma de muestras
  • Estudios de cultivos
  • Tareas de laboratorio que permitan el aislamiento e identificar los distintos microorganismos

La infectología ofrece una gran ayuda a las personas que viejan a zonas geográficas endémicas de enfermedades infecciosas. El infectólogo puede hacer algunas recomendaciones preventivas y también es la encargada de ejercer y ayudar a la prevención de enfermedades infecciosas mediante la vacunación en las personas de edad avanzada.

La infectología ofrece una gran ayuda a las personas que viejan a zonas geográficas endémicas de enfermedades infecciosas.
 

¿Qué enfermedades trata la Infectología?

Los infectólogos son los encargados de tratar a aquellos pacientes con enfermedades infecciosas generados por cualquier microorganismo, ya sea un virus, bacteria, parásito, hongo o la infección en paralelo por dos o más tipos de enfermedades. El infectólogo también se encarga de otras enfermedades cómo:

  • SIDA
  • Tuberculosis
  • Infecciones diseminadas,
  • Infecciones por agentes resistentes a los antibióticos habituales,
  • Infecciones de prótesis o elementos extraños implantados en el organismo
  • Infecciones en pacientes oncológicos en tratamientos con quimioterapia o radioterapia.

Es necesario explicar que el infectólogo también se ocupa del diagnóstico y tratamiento de enfermedades tropicales, un grupo de enfermedades infecciosas que se localizan en las zonas geográficas como el trópico y subtrópico que presentan condiciones ambientales que favorecen el desarrollo de enfermedades como: malaria, paludismo, fiebre amarilla, dengue, chikungunya, esquistosomiasis, cisticercosis, oncocercosis, leishmaniasis, tripanosomiasis, amibiasis, entre otras.

¿Cuándo hay que ir al infectólogo?

En las enfermedades infecciosas agudas, si no se presentan complicaciones y el paciente goza de un buen sistema inmunológico, el médico general, el médico de familia o los médicos internos pueden hacerse cargo. El infectólogo entra en acción cuando las enfermedades infecciosas graves se agudizan en personas inmunodeficientes, con enfermedades crónicas o edades extremas. Es decir se debe visitar al infectólogo cuando el paciente esté bajo los efectos de infecciones causadas por virus, bacterias o parásitos, y también cuando padezca patologías más graves como: hepatitis viralesenfermedades de transmisión sexual, toxoplasmosis, enfermedad de chagas, malaria entre otras.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..