Hipertensión ocular

Especialidad de Oftalmología

¿Qué es la hipertensión ocular?

La hipertensión ocular ocurre cuando la presión del interior del ojo (presión intraocular) es más alta de lo normal. Dicha presión se mide en milímetros de mercurio (mm Hg) y se considera normal cuando es menor de 21mm Hg. Cabe destacar que la presión intraocular se incrementa con la edad.

La hipertensión ocular y el glaucoma no son lo mismo, aunque también esté causado por una presión intraocular alta. Las personas que tienen hipertensión ocular, el nervio óptico es aparentemente normal, sin señales de glaucoma al examinarlo con visión lateral (periférica). No obstante, los pacientes de hipertensión ocular son sospechosos de glaucoma, por lo que deben ser evaluados para descartarlo.

¿Qué síntomas presenta?

La hipertensión ocular no se manifiesta con ningún síntoma específico, cosa que hace imposible que un paciente lo detecte. La única manera de diagnosticar la hipertensión ocular es mediante una revisión ocular, en que el oftalmólogo empleara un tonómetro para medir la presión ocular. Si ésta se muestra elevada en dos ocasiones, se diagnosticará, probablemente, la presencia de hipertensión ocular.

Causas de la hipertensión ocular o por qué se produce

La causa principal de la hipertensión ocular es un drenaje insuficiente del humor acuoso. Esto significa que entra demasiado líquido en el ojo, que no se consigue drenar, produciendo un aumento de la presión en el interior.

Otras causas manifiestas son los antecedentes familiares de hipertensión ocular, las personas con miopía o las personas que sufren diabetes.

¿Se puede prevenir?

La única forma de prevenir la hipertensión ocular es realizando controles rutinarios con el oftalmólogo, para que valore todos los parámetros oculares necesarios.

¿En qué consiste el tratamiento?

El diagnóstico precoz es muy importante para que la hipertensión ocular no produzca daño en el nervio óptico ni pérdida de visión. En función de qué tan elevada esté la presión, es posible que el oftalmólogo no aplique un tratamiento inmediatamente, sino que haga exámenes frecuentes para controlas la presión.

En cambio, si el oftalmólogo lo recomienda, indicará medicamentos para reducir la presión intraocular, tales como gotas. Para que el tratamiento funcione es imprescindible seguir de forma estricta las indicaciones del médico.

Vídeos relacionados con Hipertensión ocular


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.