Fimosis

 

¿Qué es la fimosis?

La fimosis es la imposibilidad de bajar la piel del prepucio del pene, es decir, es una alteración que se da en la piel que rodea al pene. Puede ser congénita (primaria) o adquirida (secundaria).

En adultos, la fimosis puede presentarse en tres estadios: fimosis puntiforme, fimosis cicatricial o anular no retraíble, y, fimosis anular.

Tipos de fimosis

Principalmente, se contemplan dos tipos de fimosis, la fimosis fisiológica o primaria y la fimosis adquirida o secundaria

En el caso de la fimosis fisiológica, se trata del tipo de fimosis más habitual, y puede darse desde el mismo momento del nacimiento del bebé varón. Esta fimosis está causada por una adherencia entre las capas internas del prepucio y del glande, por lo que la retracción completa del prepucio es complicada. 

La fimosis secundaria o adquirida se trata de una fimosis que puede aparecer en cualquier momento de la vida. Su origen puede estar en una inflamación, infección de repetición, cuadro de inflamación, traumatismo local... Otro de los motivos por los que puede originarse la fimosis es por una falta de higiene del pene. Así, se produce una acumulación de suciedad, sudor, bacterias y otros organismos que pueden producir una infección que puede derivar en balanitis.

Dentro de los tipos de fimosis, destacan tres: la fimosis puntiforme, la fimosis cicatricial o la fimosis anular.

  • La fimosis puntiforme se define por un estrechamiento del prepucio únicamente en torno a la zona del orificio del pene, por lo que la micción se hace difícil.
  • La fimosis cicatricial se define por un endurecimiento de la parte externa de la piel del orificio del prepucio. Puede tener su origen en una infección por hongos o bacterias, inflamación crónica o un traumatismo en el prepucio. 
  • Por último, la fimosis anular se define por la incapacidad del prepucio para retraerse, formando un anillo en torno al glande sin que se pueda ver el surco balánico.

¿Qué síntomas presenta?

El principal síntoma de la fimosis es la estrechez del prepucio y la dificultad para retraerlo. Otro síntoma asociado, aunque menos frecuente, es el dolor durante la micción, es decir, al orinar. Si la fimosis no se trata pueden aparecer complicaciones como infección en el glande o la parafimosis.

Causas de la fimosis o por qué se produce

La fimosis congénita es aquella en la que, alcanzada ya cierta edad, persiste la imposibilidad de retirar el prepucio. Por el contrario, la fimosis adquirida puede causarse debido a infecciones repetidas o desgarros. Puede darse, por ejemplo, cuando se tira de la piel de forma violenta y prematura en bebés y niños. También cuando se inflama el prepucio o el glande y cicatrizan, el tejido cicatrizado se contrae y se endurece ligeramente, lo que propicia la aparición de fimosis.

¿Se puede prevenir?

No hay manera de prevenir la fimosis de origen congénito, pero en los otros casos sí es posible prevenirla teniendo especial cuidado con la higiene del pene, practicando un retroceso regular del glande y, sobre todo, no forzarlo en caso de que ya haya fimosis, ya que sino puede complicarse en una parafimosis.

¿En qué consiste el tratamiento?

La fimosis es común en niños menores de 10 años y, por ello, en esos casos no se requiere tratamiento. Si los afectos son niños mayores o adultos pero no les causa problemas graves, las medidas no quirúrgicas puedes resultar eficaces.

El tratamiento no quirúrgico consiste en estirar el prepucio de forma manual con globos u otras herramientas. Las cremas de esteroides tópicos también son una alternativa a la cirugía.

La circuncisión es el principal tratamiento quirúrgico de la fimosis y consiste en la extirpación total o parcial del prepucio. Otros tratamientos quirúrgicos son la frenuloplastia, cuando el frenillo es demasiado corto; la hendidura dorsal, se realiza una incisión a lo largo de la longitud superior del prepucio; hendidura ventral, la incisión se realiza a lo largo de la longitud inferior del prepucio; y la prepucioplastia, que consiste en una pequeña incisión a lo largo de la banda de constricción.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..