Enfisema pulmonar

Especialidad de Neumología

Esta enfermedad se origina cuando los alvéolos pulmonares se van destruyendo progresivamente y la dificultad para respirar se hace cada vez mayor. Al destruirse, se origina un espacio más grande, en vez de pequeñas cámaras. Y esto afecta a la extensión de los pulmones y la cantidad de oxígeno que llega a la sangre.

 

¿Qué es un enfisema pulmonar?

Esta enfermedad va destruyendo progresivamente las fibras que permiten que las vías respiratorias permanezcan abiertas. Dicho problema provoca el colapso de estas vías cuando una persona exhala aire. Es decir, el aire que expulsan los pulmones que contienen dióxido de carbono, no puede salir, y en consecuencia, el aire fresco, lleno de oxígeno no entra a los pulmones.


La enfermedad destruye progresivamente las fibras que favorecen la respiración
 

 

Síntomas de un enfisema pulmonar

El síntoma más común del enfisema pulmonar es la falta de aire, que se agrava gradualmente. La persona afectada comienza a evitar las actividades que le generan una falta de aliento, para aliviar el problema. Sin embargo la enfermedad se va agravando hasta el punto que dificulta el desarrollo de la vida diaria. El enfisema llega al grado máximo de afectación cuando dificulta la respiración incluso estando el enfermo en reposo máximo.

¿Cuáles son las causas del enfisema pulmonar?

La exposición a irritantes en el aire es la principal causa del enfisema pulmonar, a continuación se enumeran:

  • Humo del tabaco y la marihuana
  • Contaminación del aire
  • Fabricación de gases
  • Polvo de sílice y carbón

También se puede causar por una deficiencia que viene heredada, pero esta es la causa menos común.

¿Se puede prevenir?

La mejor prevención del enfisema pulmonar, es no fumar y evitar ser fumador pasivo, es decir evitar respirar el humo de otro fumador. También es aconsejable utilizar una mascarilla, si trabaja en contacto con polvo o vapores químicos. También existen otros consejos como:

  •  Dejar de fumar: Es la mejor medida para prevenir el enfisema, y la única que puede detener el crecimiento del enfisema. Además evite ser un fumador pasivo para evitar problemas mayores.
  •  Evitar otros irritantes respiratorios: Cambiar los filtros del horno y los del aire acondicionado para mantener un ambiente higiénico. Evitar los perfumes, olores de cocina, humos del tubo de escape, pintura, velas…
  • Hacer ejercicio con regularidad: El ejercicio físico puede aumentar la capacidad pulmonar, pese a las dificultades respiratorias.
  • Protegerse del aire frío: El aire frío puede provocar espasmos en los bronquios, esto dificulta la respiración. Utilizar una bufanda para proteger la nariz y la boca para calentar el aire que vaya a inhalar la persona.
  • Evitar infecciones respiratorias: Vacunarse contra la neumonía y contra la gripe. Evitar el contacto con personas resfriadas o con gripe, también es una buena medida preventiva.

¿En qué consiste el tratamiento?

El enfisema pulmonar no tiene cura, pero algunos tratamientos pueden aliviar los síntomas y frenar el avance de la enfermedad. Los tratamientos pueden dividirse en tres grupos, medicamentos, terapia y cirugía.

Medicamentos: Existen diferentes tipos de medicamentos que pueden reducir la gravedad de los síntomas. Los medicamentos para dejar de fumar son recetados por un facultativo y pueden ayudar en la tarea de dejar el tabaco. Los broncodilatadores pueden ser una ayuda para reducir la tos, la falta de aliento y las dificultades para respirar. Los esteroides inhalados, pueden ayudar, como los broncodilatadores, a aliviar la falta de aliento. Pero no es aconsejable su consumo de forma continuada, porqué puede debilitar los huesos y aumentar el riesgo de la presión arterial. Por último los antibióticos se utilizan en los casos que se desarrolle una infección bacteriana, como la bronquitis o la neumonía.

Terapia: En lo que se refiere a la terapia existen dos, la rehabilitación pulmonar y el suplemento de oxígeno. La primera de ellas se trata de un programa de rehabilitación que puede ayudar a reducir la sensación de falta de aire y mejorará su capacidad pulmonar. Por otro lado el suplemento de oxígeno, se realiza con los enfermos que padecen un enfisema severo con bajos niveles de oxígeno en la sangre.

Cirugía: De la misma manera existen dos tipos diferentes de cirugía dependiendo de la gravedad de su enfisema. La reducción de volumen de pulmón y el trasplante de pulmón. En la primera, los cirujanos extraen pequeñas cuñas de tejido pulmonar afectado. Esto ayuda a que el tejido pulmonar sano, trabaje de forma más eficiente y con ello mejore la respiración. El trasplante de pulmón se realiza cuando el enfermo padece un enfisema de gravedad y el resto de tratamientos han fracasado.

Vídeos relacionados con Enfisema pulmonar


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.