El enfisema pulmonar

Escrito por: Dr. Josep Morera Prat
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Qué es el enfisema pulmonar

El enfisema pulmonar, término que proviene del griego que significa insuflado -hinchado de aire- se basa en cambios sufridos por los pulmones casi siempre debido al hábito del tabaco. De forma muy esquemática podríamos decir que el pulmón esta constituido por dos compartimentos:

1.Los bronquios, que a partir de la tráquea se van bifurcando sucesivamente, hasta mas de 20 veces, de diámetro cada vez más fino, hasta 1 mm y cuya función principal es de cañería para el  transporte del aire.

2. Los alveolos, que son millones de  unidades microscópicas esféricas como si fueran racimos, con paredes muy finas -mucho más delgadas que el papel más fino- y cuya función es dejar filtrar el oxígeno del aire a los capilares (últimas y microscópicas ramificaciones de la circulación pulmonar).

Los componentes del tabaco o bien directamente por efecto tóxico o bien por inflamación, son la causa de que las paredes de los alveolos se "digieran”, se rompan como pompas de jabón o poros de una esponja. Esto es el enfisema.

enfisema pulmonar
El tabaquismo es el principal factor de riesgo para enfermedades crónicas como el enfisema o la EPOC
 

Si desplegáramos todos los alveolos de los pulmones sanos como "un desplegable" se obtiene una superficie del tamaño de una pista de tenis, gracias a lo cual la superficie del "filtro" es muy extensa. En el enfisema al romperse los alveolos la superficie de filtro se hace más pequeña, disminuye, con lo que el transporte de oxígeno es menos eficiente.

El síntoma principal es ahogo al andar sobre todo en cuestas y escaleras. Una persona sana puede imaginarlo cogiendo aire, y sin sacarlo empezar a correr. Muchos fumadores habrán tenido tos y expectoración durante años, pero lo han "despreciado" como síntoma de alarma.

Diagnóstico del enfisema pulmonar

El enfisema se diagnostica con:

1.Laboratorio de función respiratoria: espirometría, test broncodilatador, pletismografía y difusión (DLCO). Lo más precoz es el descenso de la DLCO.

2. TAC (scanner) de tórax, ya que la radiografía es poco fiable y demasiado tardía. Gracias a las reconstrucciones tridimensionales con el TAC sabemos que el enfisema suele empezar por las regiones superiores de los pulmones, y va descendiendo. Las imágenes imitan a las carreras de las medias o bien la rotura de una red. El enfisema, al principio, es más un aviso que una noticia terrible, pero sabemos que si se continua fumando la obstrucción bronquial avanzará, causando disminución del oxígeno en la sangre (insuficiencia respiratoria). A mayor cantidad de tabaco acumulado, mayor enfisema, aunque la relación no es totalmente proporcional. Diez años de un paquete diario bastan. Infrecuentemente puede ocurrir que aunque se abandone el tabaco, si ya se ha producido una colonización crónica de los bronquios (como "ocupas"), la enfermedad no se detenga e incluso progrese.

El aire retenido del enfisema puede llegar a deformar el tórax (en forma de tonel) e incluso he visto a pacientes que me explican que ¡no se hunden en la piscina!

Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)

El enfisema es un factor de riesgo de cáncer de pulmón, y el hallazgo de un nódulo de pulmón estos pacientes debe estudiarse inmediatamente.

El enfisema forma parte de un síndrome que denominamos Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). La característica de la EPOC es que el cociente del FEV1/ FVC (parámetros de espirometría), es inferior al 70%.

El déficit de alfa-1-antitripsina que es una enfermedad hereditaria rara, también produce enfisema. Por el contrario, el asma, que también produce obstrucción bronquial (sin tabaquismo) no es una causa de enfisema.

El enfisema es irreversible y, por tanto, cuanto más temprano se abandone el tabaco mejor. Lo que si que es mejorable es la obstrucción con el empleo de broncodilatadores y antiinflamatorios, y antibióticos. Mientras que la insuficiencia respiratoria se trata con oxígeno.

Por Dr. Josep Morera Prat
Neumología

El Dr. Morera Prat es un referente en Neumología y uno de los mayores expertos en EPOC, asma bronquial, carcinoma pulmonar, síndrome de apnea del sueño y sarcoidosis. Ha ocupado cargos de responsabilidad en diversos centros de prestigio, así como en sociedades científicas. Actualmente es director del servicio de Neumología del Hospital Cima y de la Clínica Teknon. Ha sido miembro de la Comisión Nacional de la especialidad de Neumología del Ministerio de Sanidad y del Ministerio de Educación y Ciencia. Reconocido con diversos premios, ha realizado más de 200 trabajos y participado en al menos 50 libros. Su larga y completa trayectoria ya le han convertido en una eminencia de la especialidad.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes