Enfermedades de la sangre

Dra. María Casanova Espinosa - Hematología

Creado el: 01-12-2016

Editado el: 27-03-2023

Editado por: Marga Marquès

¿Qué son las enfermedades de la sangre?

Las enfermedades de la sangre se definen como todas las enfermedades del plasma y de los componentes sanguíneos, es decir, los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.

Se clasifican según el elemento afectado y las causas:

  • Las enfermedades que afectan a los glóbulos rojos hacen que estos aumenten o disminuyan.
  • Las enfermedades que afectan a los glóbulos blancos provocan una alteración en la cantidad producida.
  • Las enfermedades que afectan a las plaquetas provocan una alteración en su número o forma, causando problemas de coagulación.
  • Las enfermedades que afectan al plasma causan problemas de coagulación y hemorragias.

Las causas de la aparición de enfermedades de la sangre pueden ser:

  • Genéticas
  • Hereditarias
  • De carencias alimentarias
  • Autoinmunes
  • Infecciosas
  • Derivadas de tratamientos o patologías secundarias

 

Síntomas de las enfermedades de la sangre

Los síntomas pueden variar dependiendo del tipo de enfermedad. Algunos ejemplos son:

  • Palidez y cansancio (enfermedades de los glóbulos rojos)
  • Fiebre, picor e hinchazón de los ganglios linfáticos y del bazo (enfermedades de los glóbulos blancos)
  • Formación de trombos y coágulos o aparición de manchas cutáneas (enfermedades plaquetarias)

 

Para detectar estas alteraciones
se realiza un análisis de sangre

 

Diagnóstico de las enfermedades de la sangre

La prueba más común para detectar alteraciones de la sangre es la extracción de sangre con un hemograma completo, seguido de pruebas más exhaustivas en caso de resultados anormales, tales como:

  • Recuento de reticulocitos
  • Prueba de coagulación
  • Medición de proteínas
  • Examen de médula ósea
  • Pruebas específicas de las células sanguíneas

 

Tratamientos para las enfermedades de la sangre

Al igual que con los síntomas, los tratamientos para las enfermedades de la sangre cambian dependiendo del tipo de enfermedad.

Algunos ejemplos incluyen la administración de vitamina B12 y suplementos de hierro para la anemia perniciosa, tratamientos farmacológicos, transfusiones de sangre y trasplante de médula ósea para la talasemia, medicamentos biológicos, quimioterapia e inmunoterapia para el mieloma.

 

¿A qué especialista dirigirse?

En caso de enfermedades de la sangre, debe consultarse a un especialista en Hematología.