Cirugía de la pared abdominal

¿Qué es la cirugía de la pared abdominal?

La cirugía de la pared abdominal es una cirugía que mejora la apariencia de los músculos y piel abdominales flácidos y estirados.

Se lleva a cabo en un quirófano de un hospital y se aplica anestesia general.

¿Por qué se realiza?

Más allá de la función estética, la cirugía de la pared abdominal es un procedimiento que se emplea para corregir hernias (hernia incisional o hernia umbilical) en las cuales el intestino sobresale a través de una zona débil de los músculos abdominales. Hoy en día, la mayoría de intervenciones se realizan mediante cirugía laparoscópica.

El objetivo principal de esta cirugía es restaurar la fuerza y la estabilidad de la pared abdominal, dándole la capacidad de tolerar la actividad física.

¿En qué consiste?

En el caso de que se realice la cirugía de pared abdominal con fines estéticos, se realiza a través de una abdominoplastia, que consiste en realizar una incisión por encima de la zona del vello del pubis y se extiende hacia las caderas. A través de este corte, se elimina la piel sobrante del abdomen y se refuerzan los músculos abdominales.

 


 

Preparación para la cirugía de la pared abdominal

Es importante dejar de fumar durante un período antes de la cirugía, generalmente al menos dos semanas. Días antes de la operación, puede ser necesario dejar de tomar ciertos medicamentos. También habrá un período de ayuno antes de la cirugía.

Cuidados tras la intervención

El paciente debe tener en cuenta que la cicatriz resultante de la operación es permanente, aunque su tamaño dependerá del tipo de incisión realizada de acuerdo con los requisitos quirúrgicos de cada caso.

Los días posteriores al procedimiento, el paciente tendrá un poco de dolor e incomodidad, por lo que el médico le recetará analgésicos. Necesitará hasta seis semanas sin trabajo y ejercicio mientras sana. Tampoco podrás conducir durante varias semanas. Puede ser necesario usar un soporte especial de control elástico durante algunas semanas para estimular la curación y reducir la hinchazón. Después de seis semanas, puede dejar de usar el soporte elástico y volver a la mayoría de las actividades normales.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..