Adicción a las compras

¿Qué es la adicción a las compras?

La adicción a las compras se produce cuando ir a comprar se convierte en una necesidad, dejando de ser una actividad lúdica o para solventar una carencia. En la mayoría de casos se trata de productos innecesarios o relacionados con la moda.

También conocido como compra compulsiva u oniomanía, se trata de una adicción que provoca al sujeto comprar por comprar, siendo incapaz de controlar los impulsos.

Pronóstico de la enfermedad

El trastorno puede agravarse si no se trata debidamente. Las personas que sufren esta adicción pueden padecer ansiedad, falta de control o sentido de culpa.

La adicción a las compras puede provocar problemas familiares, de pareja o laboras, así como endeudamientos, mentiras o robos, debido a los impulsos incontrolados por poseer un artículo.

La adicción a las compras se produce cuando ir a comprar se convierte en una necesidad.

Síntomas de adicción a las compras

Las personas que padecen una adicción a las compras suelen estar en el inicio de la edad adulta, aproximadamente entre los 18 y 30 años. Estas personas suelen gastar elevadas cantidades de dinero en compras, en algunos casos llegando a acumular deudas.

Algunos de los síntomas comunes de las personas que sufren adicción a las compras son:

  • Sensación de culpabilidad
  • Autoestima baja
  • Gran satisfacción al comprar
  • Dificultades con las habilidades sociales
  • Desvirtuar lo que tienen
  • Bipolaridad
  • Ansiedad, depresión o sensación de vacío cuando no compran
  • Frustración constante

¿Cuáles son las causas de la adicción a las compras?

Las compras por Internet han facilitado el aumento de casos de adicciones a las compras. A continuación, identificamos las principales causas de la adicción:

  • Obsesión por la apariencia física: las redes sociales han dado un enorme poder a la imagen. La moda puede ser un medio para potenciar esa presencia y puede derivar en una adicción a comprar nuevos productos.
  • Baja autoestima: es la base de múltiples sufrimientos. Esto puede provocar que una persona busque aceptación en su grupo de amigos, intentando proyectar una imagen determinada.
  • Cubrir carencias afectivas o vacíos internos: con una rutina de salir de compras, una persona puede sentir que controla este aspecto de su vida. Utiliza la ocupación para distraer su atención de un asunto que le puede preocupar más. Es decir, puede haber un sufrimiento personal detrás de la adicción.
  • Educación carente de límites: si una persona ha crecido en una situación en que sus caprichos se atendían de forma inmediata, interioriza ese modelo de mundo donde el deseo no se pospone.

¿Se puede prevenir?

Para evitar caer en la compra compulsiva, se recomienda seguir los siguientes consejos:

  • Evitar comprar en momentos de tristeza
  • Ir de compras acompañado
  • Hacer una lista de la compra, para valorar lo que necesites
  • Salir con un presupuesto concreto
  • Detectar si se tiene una conducta acumuladora de productos similares

Tratamientos para la adicción a las compras

El tratamiento requerido se basa en estrategias a nivel conductual, para que el paciente consiga mejorar su autocontrol, reduciendo sus conductas desadaptativas.

El objetivo es que la persona adicta mejore su nivel de funcionamiento y reduzca la ansiedad. En algunos casos, para potenciar los resultados, se combina la terapia psicológica con la farmacológica.

¿Qué especialista lo trata?

El trastorno de adicción a las compras debe ser tratado por un especialista en Psicología o Psicoterapia.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..