El síndrome de vómitos cíclicos

Escrito por: Dr.Prof. Federico Argüelles Martin
Publicado:
Editado por: Yoel Domínguez Boan

El síndrome de vómitos cíclicos es un trastorno funcional del tracto digestivo de naturaleza desconocida que se caracteriza por la aparición súbita de episodios recurrentes y estereotipados de vómitos. Son episodios de duración variable, autolimitados y con fases intercríticas asintomáticas.

Se trata de un problema frecuente en la edad pediátrica. Entre el 1,9% y el 2,3% se da en edad escolar. Es más frecuente en niñas y la edad media de presentación está entre 4,6 y los 9 años.

 

 

Causas del síndrome de vómitos cíclicos

La causa es desconocida. Hay datos que señalan relación entre el síndrome de vómitos cíclicos y la migraña: similitud de síntomas, coexistencia en el mismo individuo, antecedentes familiares de migraña y eficacia del tratamiento antimigrañoso.

Se sospecha la existencia de un trastorno neurogénico secundario a hiperexcitabilidad de las neuronas con alteraciones en las conexiones entre estas células de la red cerebral.

Este síndrome también comparte vínculos con algunas formas de mal funcionamiento de las mitocondrias que son las “centrales enegéticas de las células”. Este mal funcionamiento puede permanecer silencioso, sin síntomas hasta que se exacerba por factores de estrés.

Otros factores implicados en el origen de este trastorno son:

  • Alteraciones de la motilidad intestinal
  • Inestabilidad del sistema nervioso autónomo
  • Disfunción hormonal
  • Alergia alimentaria

Considerado como síndrome sus síntomas pueden deberse a varias causas a considerar al hacer el diagnóstico.

Hay factores desencadenantes de las crisis que deben ser evitados:

  • Estrés psicológico tanto positivo como negativo:  disgustos familiares, inadaptación escolar, preparación de fiestas o celebraciones, fiestas de pijama.
  • Estrés físico: presión ante los exámenes, fobia escolar.
  • Falta de sueño
  • Ayuno prolongado
  • Infecciones respiratorias
  • Menstruación

 

Síndrome de vómitos cíclicos
El origen del síndrome de vómitos cíclicos es desconocido

 

 

Síntomas del síndrome de vómitos cíclicos

Estos pacientes son con frecuencia inteligentes, perfeccionistas e intolerantes

En la fase intercrítica los síntomas son muy escasos o inexistentes

En la fase prodrómica el paciente tiene sensación de aparición inminente de los vómitos que suelen iniciarse a primeras horas del día. Tiene nauseas, cansancio, apatía, somnolencia o letargia, saliveo y sudoración, piel fría y aislamiento social

En la fase de vómitos se presenta sonofobia, o mala tolerancia al ruido, fotofobia o rechazo a la luz, varios vómitos, alrededor de 5 o 6 cada hora y dolor abdominal.

Posteriormente el paciente percibe el fin del episodio y la instauración de la normalidad.

Las crisis duran desde 3-4 horas hasta 3-5 días aproximadamente.

 

 

¿Qué hacer tras el vómito?

No se debe crear alarma. Es importante convencer al paciente que lo mismo que se han resuelto crisis anteriores se resolverá la actual y no forzar la ingesta.

Generalmente, el paciente sabe cuándo la crisis ha remitido y puede empezar a hacer vida normal. La duración de las crisis es variable y hay que valorar la necesidad de acudir al médico si hay riesgos de deshidratación.

 

 

¿Cómo se realiza el diagnóstico del síndrome de vómitos cíclicos?

Para un correcto diagnóstico es muy importante una detallada historia clínica y exploración clínica minuciosa.

Hay que descartar algunas enfermedades que se pueden manifestar como un síndrome de vómitos cíclicos:  hipertensión intracraneal (tumores cerebrales), obstrucción de las vías urinarias, úlcera gastroduodenal, malformaciones intestinales, diabetes, otras enfermedades endocrinológicas, errores del metabolismo, embarazo, drogadicción, etc.

Además, hay que sospechar trastorno metabólico si el niño presenta síntomas entre crisis, si presenta convulsiones o se presentan los vómitos tras periodos de ayuno prolongado.

Estos niños no tienen un síndrome de vómitos cíclicos, sino una enfermedad que puede imitarlo.

 

 

Tratamiento del síndrome de vómitos cíclicos

Lo primero es poner en práctica medidas preventivas para evitar factores desencadenantes que ya hemos citado.

Si las crisis son muy frecuentes se hace tratamiento intercrítico dependiendo de la edad del paciente: ciproheptadina o pizotifeno, y en segunda línea propanolol en menores de 5 años

En mayores amitriptilina y propanolol.

En la crisis para yugularla se puede utilizar ondasetron sublingual y medidas para reponer líquidos y electrolitos perdidos con el vómito.

Si desea más información sobre el síndrome de vómitos cíclicos, contacte con un especialista en Pediatría y Aparato digestivo.

Por Dr.Prof. Federico Argüelles Martin
Pediatría

El Dr. Federico Argüelles Martín está especializado en Aparto Digestivo Infantil. Está licenciado y doctorado en Medicina y Cirugía, es médico especialista en Pediatría y Puericultura y en Aparato Digestivo por la Universidad de Sevilla. También es Médico Puericultor por la Escuela Departamental de Puericultura y diplomado en Sanidad por la Escuela Nacional de Sanidad.

Trata patologías como la gastroenteritis, trastornos alimenticios, cólicos, diarrea, obesidad, bioinpendanciometría u osteosonograma, entre otros.

Además ha ejercido como director de tres ediciones del máster sobre Gastroenterología y Nutrición Pediátrica de la Universidad Internacional de Andalucía; Tutor de MIR en el servicio de Pediatría del Hospital Universitario Virgen Macarena durante 8 años y como profesor y director del curso sobre Endoscopia Digestiva para pediatras patrocinado por la Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica.

Actualmente ejerce como digestólogo infantil en su consulta privada.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..