Consejos para prevenir el dolor de cabeza

Escrito por: Dra. Margarita Caldentey Tous
Publicado:
Editado por: Margarita Marquès

La prevención del dolor de cabeza se realiza con el objetivo de disminuir la frecuencia y la intensidad de las crisis. Prevenir es importante cuando el paciente sufre más de tres crisis al mes y cuando las crisis son intensas e invalidantes.

 

Existen dos vías de prevención que son complementarias: medidas no farmacológicas y farmacológicas.

 

La prevención del dolor de cabeza se realiza con el objetivo
de disminuir la frecuencia y la intensidad de las crisis

 

Medidas no farmacológicas

Es importante observar los factores desencadenantes, que suelen ser estrés, alteraciones en el sueño o algunos alimentos.

 

Por un lado, el estrés se puede tratar con algunas técnicas de relajación, fáciles de aprender y practicar, pudiendo conseguir unos resultados óptimos. Con relación a los masajes, la acupuntura y la hipnosis, que son métodos de efecto pasajero, resultan poco útiles en la prevención del dolor de cabeza.

 

Y, por otro lado, para regular las alteraciones en el sueño, es útil hacer uso de un despertador, especialmente en aquellos casos en los que predominan las crisis de fin de semana. De esta manera, se podrá mantener el ritmo del sueño.

 

Medidas farmacológicas

En la actualidad, existen cuatro grupos de fármacos que resultan efectivos en la prevención del dolor de cabeza.

  • Fármacos betabloqueantes
  • Fármacos calcioantagonistas
  • Fármacos antidepresivos
  • Fármacos neuromodulares

 

Estos fármacos requieren un tiempo hasta que no empiezan a mostrar su eficacia. Por este motivo, es importante ser constantes y consumir estos medicamentos de forma diaria durante unos meses. Una vez encontrada la dosis mínima efectiva, se va a mantener el tratamiento durante 6 meses.

 

Pasado este tiempo, el tratamiento puede repetirse en caso de que sea necesario, es decir, cuando el dolor de cabeza se agrave.

 

Aunque se establezca un plan de prevención, el paciente va a tener crisis, de manera que es importante asociar un tratamiento abortivo a las crisis. Este puede llevarse a cabo con antiinflamatorios o triptanes, que deben tomarse en las fases iniciales de la crisis para facilitar su bloqueo. En este sentido, es importante recordar que, aunque son efectivos, en el caso de que el paciente necesite usarlos más de dos veces a la semana, significará que algo va mal, de manera que hay que consultar de nuevo.

 

En cefaleas no conviene el uso de fármacos ansiolíticos, ya que crean dependencia. En caso de relacionar dolor de cabeza con ansiedad o estrés, debemos conseguir secretar nuestros ansiolíticos naturales mediante técnicas de relajación y ejercicio físico diario.

Por Dra. Margarita Caldentey Tous
Neurología

La Dra. Margarita Caldentey Tous es una gran especialista en Neurología. Cuenta con más de 30 años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos ámbitos de la especialidad. En concreto, es experta en cefaleas, migrañas, deterioro cognitivo, demencias, vértigos, trastornos del sueño, parkinson y trastornos del movimiento, entre otros tratamientos y patologías.

Licenciada en Medicina y Cirugía en la Universidad de Valencia, se especializó en Neurología y, actualmente, ejerce en OMS42 Centro Neurológico, donde forma donde forma parte de un equipo profesional multidisciplinar compuesto por neurólogos, neuropsicólogos, psiquiatras, psicologos y un médico general.

Además, es miembro de la Sociedad Española de Neurología (SEN) y participa en las reuniones anuales organizadas por la misma sociedad.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.