Descubre por qué sufres mareos o vértigos

Escrito por: Dr. Jaume Tarradellas Bertran
Publicado: | Actualizado: 15/11/2018
Editado por: Top Doctors®

¿Qué es el vértigo y cómo se diferencia de un mareo?

El vértigo es un síntoma vestibular que consiste en una sensación de rotación o de impulsión. La palabra mareo, en cambio, es más amplia y se refiere tanto a un desmayo, un desvanecimiento, un desequilibrio o bien una sensación de dificultad de concentración. Por ello, de entrada se requiere hacer una valoración cuidadosa de los síntomas para llegar a un diagnóstico útil y eficaz, al que se puede acceder en la mayoría de los casos sin pruebas complementarias adicionales.

¿Cuáles son las causas del vértigo y el mareo?

Primero se debe explicar que la estabilidad normal del cuerpo es consecuencia de la interacción continua del aparato vestibular con los mecanismos visuales y sensitivos, y que todo ello está modulado por el sistema nervioso central. Cualquier disfunción o lesión en alguno de estos mecanismos puede crear problemas de estabilidad o dar lugar a síntomas vestibulares, como pueden ser el mareo o el vértigo. Por ello, para el neurólogo es esencial comprender las claves diagnósticas y afrontar situaciones como un posible ingreso o la demanda de una prueba complementaria.

 

 

¿Cómo se diagnostica un vértigo o un mareo?

Es importante realizar una historia clínica detallada y una exploración física. Sin embargo, los últimos años se ha reemplazado el método tradicional de diagnóstico (que se basaba en las categorías clásicas del vértigo y del mareo, como el presíncope, el desequilibrio o el mareo no específico) por unos patrones sindrómicos basados en la sincronización y en los factores desencadenantes. Estos patrones son cuatro: los vértigos que se presentan con síntomas vestibulares agudos espontáneos pero prolongados, los vértigos que se presentan con síntomas vestibulares episódicos posicionales, o síntomas vestibulares también episódicos pero espontáneos, y en cuarto lugar la inestabilidad o el mareo crónico. Cada uno de estos patrones permite diferenciar las causas comunes benignas de otras poco frecuentes y más peligrosas. Es decir, con una aproximación focalizada desde el inicio se puede llegar a un diagnóstico correcto y eficiente.

¿Cuáles son las formas más frecuentes de vértigo y mareo?

Si distinguimos entre los síntomas episódicos agudos o crónicos las formas más frecuentes son: la neuritis vestibular, en el caso de los episodios prolongados, el vértigo posicional paroxístico benigno, que es el tipo más frecuente, y los vértigos recurrentes como la migraña vestibular, el meniere o los accidentes isquémicos transitorios. Si estamos delante de un cuadro de inestabilidad o mareo prolongado, el médico debe pensar en si ha habido algún proceso que haya podido obstaculizar la compensación con clínica adicional, como puede ser de tipo ocular (cataratas o estrabismo), de tipo sensitivo como una neuropatía periférica alcohólica o diabética, o bien un proceso neurológico como un parkinsonismo, que provoque un déficit en la movilidad o en la confianza provocando miedo a la caída o un trastorno psicológico.

¿Cómo se tratan los diferentes tipos de vértigo o mareo?

El tratamiento ha de ir unido a un diagnóstico concreto basado en la historia clínica y en la exploración. En esta exploración es fundamental el examen ocular, el examen de las maniobras vestibulares y de los test arteriales ortostáticos. El mareo, si es crónico, siempre requiere buscar una causa subyacente, con un asesoramiento adecuado, eliminando los supresores vestibulares o los tranquilizantes.

Por Dr. Jaume Tarradellas Bertran
Neurología

Es Experto y tiene especial interés en los síntomas neurológicos más frecuentes: cefalea tensional y migraña, dolor neuropático, mareos y vértigo, pérdida de conciencia y alteraciones de la marcha (inestabilidad y caídas). Actualmente con mayor dedicación a los Trastornos de Movimiento y de la Cognición (déficit de memoria, Demencia Vascular, tipo Alzheimer y otras Demencias).

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes