Trastorno disociativo

Especialidad de Psicología

¿Qué es el trastorno disociativo?

Como trastornos disociativos se entienden aquellas enfermedades mentales que suponen una desconexión entre pensamientos, recuerdos, entornos, acciones e identidad. Los pacientes con esta patología escapan de la realidad de forma involuntaria y peligrosa, por lo que les resulta difícil poder seguir con sus actividades cotidianas con normalidad.

Se reconocen tres tipos distintos de trastornos disociativos:

  • Amnesia disociativa: el síntoma principal es la pérdida de memoria en un sentido grave y que no tiene su causa en una enfermedad en concreto. Los pacientes con este tipo de amnesia no recuerdan acontecimientos sobre ellos mismos, personas cercanas o periodos de tiempo relacionados con un momento traumático. Es un estado que aparece de forma repentina y puede durar minutos, horas, e incluso meses o años.
  • Trastorno de identidad disociativo: inicialmente se conocía como trastorno de personalidad múltiple, puesto que el paciente siente la presencia de dos o más personas que hablan o viven en su cabeza y la poseen. Estas personas acostumbran a padecer también amnesia disociativa.
  • Trastorno de despersonalización-desrealización: implica sentir desconexión con uno mismo, observar las propias acciones, sentimientos y pensamientos desde la distancia, como si de una película se tratase. También es posible que se perciban en la distancia o borrosas algunas personas o cosas, el tiempo puede transcurrir lenta o rápidamente y el mundo en general parece irreal. Los síntomas pueden durar solo unos instantes o ir y venir a lo largo de los años.

Pronóstico de la enfermedad

Los trastornos disociativos son patologías mentales que, en ocasiones, pueden poner en peligro la propia integridad física del paciente. Cada persona puede desarrollar el trastorno de distintas maneras, ya que según la causa este puede manifestarse con síntomas muy variados. El especialista en Psicología o Psiquiatría evaluará el estado y procederá al tratamiento más efectivo, aunque es posible que el trastorno vuelva a aparecer al cabo de un tiempo.

Síntomas del trastorno disociativo

Los síntomas pueden variar según el tipo de trastorno que sufre el paciente aunque los más comunes son:

  • Pérdida de memoria de ciertos periodos de tiempo, sucesos, personas e información personal.
  • Sensación de separación con uno mismo y con las propias emociones.
  • Percepción de distorsión de las personas y cosas del entorno.
  • Confusión de la identidad
  • Estrés y problemas en las relaciones personales y en el ámbito laboral.
  • Incapacidad para afrontar situaciones de estrés emocional o profesional.
  • Problemas de salud mental como depresión, ansiedad y pensamientos y comportamientos suicidas.

Pruebas médicas para el trastorno disociativo

Para el diagnóstico de un trastorno disociativo en primer lugar el especialista evalúa cuáles son los síntomas y descarta cualquier afección que pueda causarlos. También se realiza una exploración física, donde se analizan los antecedentes personales y se comprueba que el paciente no padezca también un trastorno físico como lesiones en la cabeza o enfermedades cerebrales.

Otra de las pruebas que se llevan a cabo es un examen psiquiátrico, donde el especialista pregunta al paciente sobre su salud mental y, si es preciso, también lo hará con los familiares.

Los síntomas pueden ser muy variados, por lo que es importante que el experto analice cada uno de ellos para entender cuáles pueden ser las causas del trastorno y qué tratamiento será el más efectivo para el paciente.

La amnesia y el trastorno de identidad son algunos de los tipos de trastorno disociativo

¿Cuáles son las causas del trastorno disociativo?

La causa principal de un trastorno disociativo puede ser la reacción a un trauma. En la mayoría de los casos suele darse en niños que han sido sometidos a maltrato emocional o físico y a abusos sexuales durante un largo periodo de tiempo, incluso haber vivido en un entorno doméstico aterrador. Por otra parte, el estrés de una guerra o una catástrofe natural también puede generar trastornos disociativos.

¿Se puede prevenir?

No es posible prevenir estos trastornos, puesto que se trata de una patología que aparece en motivo de un trauma o, simplemente, de repente sin saber cuál es su causa exacta. Los principales factores de riesgo son el maltrato, abusos sexuales, haber vivido una guerra, desastres naturales, torturas, etcétera. Es decir, periodos traumáticos.

Tratamientos para el trastorno disociativo

La psicoterapia es el tratamiento principal para los trastornos disociativos. Se lleva a cabo mediante la conversación, hablando de los problemas del paciente y del trastorno. Siempre será el especialista en Psicología o Psiquiatría quien decida cuál es el método más efectivo para tratar al paciente.

Medicamentos para el trastorno disociativo

No existe ningún tipo de fármaco específico para tratar un trastorno disociativo, aunque es posible que el especialista considere que puede ayudar al paciente con antidepresivos u otros tipos de medicación. Siempre será bajo su consideración y prescripción.

¿Qué especialista lo trata?

Son los especialistas en Psicología o Psiquiatría quienes tratan los trastornos disociativos, puesto que son patologías mentales.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.