Síndrome de Guillain Barré

¿Qué es el Síndrome de Guillain Barré?

El Síndrome de Guillain Barré es un problema de salud grave. Ocurre cuando el sistema inmunitario del cuerpo (sistema de defensa) ataca por error al sistema nervioso. Esto conlleva un daño e inflamación de los nervios. El síndrome afecta a la cubierta del nervio (vaina de mielina), recibiendo el nombre de desmielinización y hace que las señales nerviosas se movilicen más lentamente. Si se dañan otras partes del nervio puede dejar de funcionar.

Se suele clasificar en cuatro tipos:

  1. Síndrome de Guillaín Barré “clásico” o Polirradiculoneuropatía inflamatoria aguda desmielinizante.
  2. Neuropatía axonal motora aguda.
  3. Neuropatía axonal sensitivo motora aguda.
  4. Síndrome de Miller-Fisher (SMF).


 

¿Qué síntomas presenta el Síndrome de Guillain Barré?

Los principales síntomas son:

  • Hormigueo
  • Debilidad muscular
  • Parálisis
  • Pérdida de reflejos en brazos y piernas
  • Descoordinación de movimientos
  • Frecuencia cardíaca anormal
  • Dolor o sensibilidad muscular

Por otro lado, los síntomas más graves que requieren ayuda médica inmediata son:

  • Dificultad para respirar
  • No poder respirar profundamente
  • Desmayo
  • Babeo
  • Sentirse mareado al pararse

¿Cuáles son las causas del Síndrome de Guillain Barré?

Se desconocen las causas exactas del Síndrome. Puede presentarse en ambos sexos, siendo más frecuente entre los 30 y 50 años. Además, puede presentarse junto con infecciones virales o bacterias, tales como:

  • Enfermedades gastrointestinales
  • Neumonía por microplasma
  • VIH (casos muy extraños)
  • Herpes simple
  • Mononucleosis
  • Lupus eritematoso
  • Enfermedad de Hodgkin
  • Tras una cirugía

¿En qué consiste el tratamiento del Síndrome de Guillain Barré?

Aunque no existe una cura para el Síndrome de Guillain-Barré, el tratamiento está enfocado a tratar las complicaciones y acelerar la recuperación. En función de la gravedad de la enfermedad se suministrarán diferentes tratamientos.

Dada la naturaleza autoinmunitaria de la enfermedad, en la fase aguda suele tratarse con inmunoterapia, la aféresis o plasmaféresis, que implica eliminar y bloquear las proteínas (llamadas anticuerpos) que atacan a las células nerviosas o la inmunoglobulina intravenosa son los tratamientos principales para reducir la infección.

En caso de persistencia de la debilidad muscular tras la fase aguda de la enfermedad, los pacientes pueden necesitar rehabilitación para fortalecer la musculatura y restaurar el movimiento.
 

¿Qué especialista lo trata?

El especialista en Inmunología es el experto que podría tratar esta patología.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..