Reconstrucción mamaria


Especialidad de Cirugía general

¿Qué es una reconstrucción mamaria?

Una reconstrucción consiste en volver a construir una mama tras haber realizado una masectomía. Así, la cirugía reconstructiva de la mama se realiza tras una masectomía o una lumpectomía, aunque en algunos casos pueden pasar meses o años para la reconstrucción, que será realizada por parte de un cirujano plástico.

Esta cirugía se realiza bajo anestesia general con inducción intravenosa y mantenimiento inhalatorio y tiene una duración aproximada de ocho horas.

¿Por qué se realiza una reconstrucción mamaria?

 

La reconstrucción mamaria proporciona principalmente una mejoría estética y una notable mejora en la imagen que la paciente tiene de sí misma. La opción de reconstruirse una mama es tan válida como la opción de no hacerlo, tratándose siempre de una decisión personal.

¿En qué consiste una reconstrucción mamaria?

La reconstrucción mamaria se pueden hacer a través de dos técnicas, la reconstrucción con implante y la reconstrucción autógena o con colgajo.

  • Reconstrucción mamaria con implante: requiere un número menor de intervenciones que la reconstrucción con colgajo, ya que constará únicamente  de una única cirugía en el pecho. El implante suele rellenarse con una solución salina, gel de silicona o una combinación de ambos, con aceite vegetal o silicona en la parte exterior y solución salina a base de agua y sal en el interior. Este implante se sitúa bajo el músculo torácico pectoral. Su duración aproximada es de entre diez y veinte años.
  • Reconstrucción autógena o reconstrucción con colgajo: en esta reconstrucción se utilizan tejidos como piel, grasa y hasta músculo para crear la forma de la mama. Este tejido, llamado colgajo, se toma del abdomen, la espalda, los muslos o la mama. El tejido puede unirse a los vasos sanguíneos del pecho, siendo el llamado colgajo libre o trasladarlo al pecho bajo la piel, conociéndose esta técnica como colgajo pediculado. Se trata de una operación cuyos resultados son de por vida, aventajando esta técnica a los implantes en su duración. Existen distintos tipos de colgajo, aunque su elección varía en función del tipo de cuerpo, el tamaño de las mamas y si existe o no deseo futuro de ser madre.

Preparación para afrontar una reconstrucción mamaria

Es importante seguir las instrucciones que nos del cirujano, tales como dejar de tomar medicamentos como ibuprofenos o aspirinas. La paciente no podrá fumar, deberá vestir de la manera más cómoda posible y deberá planificar como volver a casa y afrontar los primeros días de la recuperación.

Cuidados necesarios tras una reconstrucción mamaria

Tras la intervención la paciente se sentirá cansada durante algunos días, y se recomienda que disponga de alguien que le ayude durante los primeros días, aunque a partir de la primera semana la paciente podrá cuidar de sí misma. 

Vídeos relacionados con Reconstrucción mamaria


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.