Pubalgia

ÍNDICE:

  1. ¿Qué es la pubalgia?
  2. Pronóstico de la enfermedad
  3. Síntomas
  4. Pruebas médicas
  5. ¿Cuáles son sus causas?
  6. ¿Se puede prevenir?
  7. Tratamiento para la pubalgia
  8. ¿Qué experto lo trata?

¿Qué es la pubalgia?

La pubalgia, también conocida como la hernia del deportista, es una lesión común entre deportistas que realizan actividades de forma diaria. Esta patología se manifiesta con dolores en el pubis, con afectaciones a diferentes zonas musculares de la ingle. De forma común también se le llama dolor de ingle.

Se trata de un cuadro doloroso generado en la pelvis y que está relacionado con una inflamación en la zona de inserción de la musculatura abdominal en el borde superior del publis y de la musculatura aductora.

Pronóstico de la enfermedad

Una lesión de pubalgia puede durar hasta ocho semanas, variando según el momento en que es diagnosticada. Esta extensión duradera suele ocurrir debido a que el paciente no acude al especialista, esperando que mejore al cabo de unos días.

Es importante tratarla, porque fases más avanzadas pueden producir dolor incluso en reposo y en la cama.

Síntomas de la pubalgia

Los síntomas de la pubalgia pueden variar y se suelen incrementar con el paso de los días y se irradia en el músculo. El principal dolor es en la zona de la ingle o la parte baja del abdomen.

  • Las primeras instancias de dolor suelen aparecer tras un entrenamiento o al finalizar una actividad física intensa.
  • En segundo lugar, el dolor se siente durante el transcurso de la actividad física.
  • Finalmente, el dolor aparece a los pocos instantes de iniciar una actividad y no es posible realizarla.
  • El dolor acaba siendo constante, hasta estar en reposo, lo que impide hacer simples movimientos.

Pruebas médicas para la pubalgia

Para diagnosticas la pubalgia, es necesario observar la historia clínica y realizar una exploración física, que se debe complementar con pruebas de imagen como una resonancia magnética y una ecografía. De esta manera, será posible observar el proceso inflamatorio de la zona.

¿Cuáles son las causas de la pubalgia?

Hay diversas causas que pueden provocar una pubalgia, que en líneas generales podemos dividir en dos factores:

Factores intrínsecos: son aquellos relacionados con las características específicas de cada persona, según la anatomía que presente.

  • Acortamiento de los miembros inferiores
  • Displasia de cadera
  • Espondilólisis
  • Deficiencias de la pared abdominal
  • Hiperlordosis lumbar

Factores extrínsecos: estos pueden ser microtraumatismos repetidos, sobrecargas musculares causadas por sobreesfuerzo, baja calidad del terreno deportivo, etc.

¿Se puede prevenir?

La mejor prevención siempre es realizar un buen calentamiento previo a un esfuerzo físico. De este modo conseguimos evitar malos gestos o movimientos que pueden desencadenar en lesiones. Entre otros, podemos seguir los siguientes consejos:

  • Ejercicios que refuercen la musculatura estabilizadora de la cadera.
  • Dosificar las cargas de trabajo. Es importante descansar en el momento que notemos molestias.
  • Trabajo isométrico en aductores, aductores, oblicuos y en los rectos del abdomen.
  • Ejercicios de potenciación muscular de abductores, aductores y abdominales.

Tratamientos para la pubalgia

Para lograr una recuperación temprana es importante detectarla a tiempo y tener un buen diagnóstico. Si no, la medicina convencional puede retrasar este diagnóstico y tratarla solo con reposo y analgésicos, lo cual a la larga va a ser perjudicial.

El tratamiento más común suele ser de forma activa:

  • Reposo
  • Antiinflamatorios para disminuir el dolor y la inflamación
  • Técnicas de electroterapia (magnetoterapia, láser…)
  • Masoterapia en aductores y abdominales
  • Calentamiento específicos para evitar que se cronifique
  • En algunos casos se requiere tratamiento quirúrgico, para reducir la presión sobre el pubis de los abdominales y aductores

¿Qué especialista lo trata?

El especialista que trata la pubalgia es el médico especialista en Osteopatía o en Fisioterapia.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..