Pecho hundido

¿Qué es el pecho hundido?

El pecho hundido es una deformación del tórax que se caracteriza por una depresión o hundimiento medial o lateralizado del esternón. En las mujeres, esta patología puede ir acompañada de una deformación o asimetría de la mama.

Se trata de una malformación que afecta a un porcentaje de la población comprendido entre el 1 y el 2%. Y aunque el impacto que tiene es principalmente estético y psicológico, puede tener consecuencias funcionales llegando a causar compresión en los pulmones y el corazón si no se trata de forma correcta.

Pronóstico de la enfermedad

El pronóstico de esta patología es bueno, porque con el tratamiento adecuado es posible corregirlo.

El impacto que tiene es principalmente estético y psicológico, porque puede tener importantes repercusiones, derivando en un auténtico complejo para la persona que lo padece. Puede tener efectos en las relaciones sociales y en la práctica de deporte. Aun así, si no se trata puede llegar a tener repercusiones a nivel funcional cardíaca o respiratoria, de manera que es importante realizar una serie de pruebas cardiopulmonares para establecer el mejor tratamiento en cada caso.

Síntomas del pecho hundido

Los principales síntomas del pecho hundido son los siguientes:

  • Menor tolerancia al ejercicio
  • Latidos o palpitaciones del corazón acelerados
  • Infecciones respiratorias de carácter recurrente
  • Soplo cardíaco
  • Dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho

Pruebas médicas para el pecho hundido

Para realizar el diagnóstico del pecho hundido, los pacientes deben someterse a una valoración médica, así como a una serie de pruebas complementarias: una tomografía computarizada, pruebas de función pulmonar y pruebas cardíacas (ecocardiograma y electrocardiograma).

¿Cuáles son las causas del pecho hundido?

Según los resultados de algunos estudios, esta deformación se debe a un crecimiento irregular del cartílago que une las costillas al esternón, de manera que el esternón acaba moviéndose hacia el interior.

¿Se puede prevenir?

Se trata de una patología que no se puede prevenir de ninguna manera. Sin embargo, si se sigue un tratamiento adecuado se puede corregir.

Tratamientos para el pecho hundido

Cuando la deformación del pecho hundido genera problemas en los pulmones o en el corazón, los especialistas pueden indicar un tratamiento quirúrgico, con el objetivo de mejorar la funcionalidad.

Actualmente, existe un tratamiento novedoso para corregir esta malformación. Se trata de un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo, conocido como Taulinoplastia. Mediante esta técnica se coloca un implante, que se retira después de 3-4 años.

¿Qué especialista lo trata?

El experto que se encarga del tratamiento del pecho hundido es el médico especialista en Cirugía torácica.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..