Neurorehabilitación infantil

¿Qué es la neurorrehabilitación infantil?

La neurorrehabilitación infantil o rehabilitación neurológica infantil es un tipo de rehabilitación que tiene el objetivo de restituir y minimizar las alteraciones funcionales que se asocian a la lesión producida en el sistema nervioso central del niño.

La neurorrehabilitación infantil está especialmente destinada a:

  • Bebés recién nacidos o prematuros que presentan riesgos o problemas de desarrollo de origen neurológico.
  • Niños con daño cerebral adquirido o congénito.
  • Niños que tienen trastornos neurológicos que puedan afectar a su capacidad funcional.

¿Por qué se realiza?

Se realiza para aquellos niños que tienen afectaciones en el desarrollo motor sin tener en cuenta la causa. Estas afectaciones pueden ser:

  • Parálisis cerebral infantil
  • Enfermedades congénitas
  • Síndrome de Down
  • Parto prematuro
  • Retraso psicomotor
  • Enfermedades raras
  • Enfermedades neurodegenerativas
  • Lesiones cerebrales
  • Epilepsia
  • Traumatismo craneoencefálico
  • Hemorragia cerebral
  • Tumores del sistema nervioso
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

¿En qué consiste?

La neurorrehabilitación infantil está centrada en una serie de actuaciones de carácter multidisciplinar para adaptar las limitaciones físicas y cognitivas que sufre el niño. De esta manera, el objetivo se centra en fomentar la autonomía en el niño, potenciando el desarrollo de sus capacidades.

Así, la neurorrehabilitación infantil consiste en hacer una valoración, pronóstico y tratamiento de las alteraciones neurológicas que sufren los niños desde diferentes áreas y técnicas:

  • Neuropediatría
  • Traumatología
  • Neuropsicología
  • Psicología clínica
  • Logopedia
  • Fisioterapia infantil
  • Rehabilitación
  • Traumatología
  • Terapia ocupacional

Preparación para la neurorrehabilitación infantil

Antes de iniciar el tratamiento, se realiza una valoración de las condiciones y características del niño para indicar el tratamiento más eficaz para cada caso concreto.

Cuidados tras la intervención

El tratamiento es multidisciplinar y la familia siempre debe implicarse en el tratamiento, realizando las actividades indicadas por los especialistas. En este sentido, se debe hacer un seguimiento continuo.

Alternativas a este tratamiento (otros tratamientos más avanzados)

Este tratamiento es multidisciplinar, es decir, se realiza desde distintas especialidades médicas que funcionan de forma complementaria para tratar la alteración que afecta al niño. Por lo tanto, no existen tratamientos alternativos, sino complementarios.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..