Metatarsiano

Especialidad de Traumatología

¿Qué son los metatarsianos?

El metatarso se compone de cinco huesos metatarsianos, que se enumeran desde la cara medial del pie ubicado en el tarso.

Los metatarsianos son unos huesos largos formados por un cuerpo prismático triangular con tres caras, superior y laterales, y dos extremos, anterior y posterior, este último con cinco caras, de las cuales tres son articulares (excepto el 1 y el 5, que sólo tiene dos).
 

Función de los metatarsianos

Los huesos metatarsianos son los huesos largos del pie que conectan el tobillo con los dedos y ayudan a guardar el equilibrio al estar de pie y a caminar.

 

La fractura del quinto metatarsiano es muy frecuente dentro del ámbito deportivo.
 


 

Patologías que pueden sufrir los metatarsianos

Estas son las principales patologías que pueden sufrir los huesos metatarsianos:

  • Metatarsalgia: es una lesión que afecta a la planta del pie cerca del inicio de los dedos, concretamente a los huesos metatarsianos, dando lugar a un fuerte dolor e incluso hacer que la persona cojee y no pueda caminar. Se trata de un problema muy frecuente, que afecta en especial a mujeres y deportistas, siendo el metatarsiano del segundo dedo el más afectado.
     
  • Fractura del quinto metatarsiano: El quinto metatarsiano es un hueso que se localiza en el borde externo del pie. Tiene importancia clínica porque en este hueso ocurren muchas fracturas. Su fractura es muy frecuente dentro del ámbito deportivo, sobre todo en aquellos deportes que requieran acciones de salto y desplazamiento, con cambios de ritmo y dirección (fútbol y baloncesto).

    Podemos distinguir tres tipos:
    • Fractura por estrés del metatarso: Ocurre después de un ejercicio prolongado como una marcha o maratón, muy frecuente en personal militar.
       
    • Fractura de Jones: Se produce en la base del 5º metatarsiano y suele padecerse en numerosas actividades, tanto cotidianas como deportivas, sin embargo, en la práctica del fútbol tiene más incidencia. Además esta zona del hueso tiene bajo flujo sanguíneo, lo cual hace que la sanación sea difícil.

      La fractura de Jones se puede producir:
      • Por estrés: como consecuencia de impactos repetidos se produce una pequeña fisura
      • De forma aguda: se produce una fractura repentina
         
    • Fractura por avulsión: Una pequeña porción de hueso es arrancada por un tendón o un ligamento. Este tipo de ruptura es a menudo el resultado de un esguince de tobillo. Ocurren por la tracción que realizan los peroneos sobre el quinto metatarsiano durante la inversión forzada.
       

Tratamientos para las patologías los metatarsianos

El tratamiento para una metatarsalgia depende teniendo en cuenta su causa. Algunos consejos básicos es un cambio de calzado, bajar de peso, eliminar durezas en el pie o el uso de plantillas personalizadas para eliminar los puntos de presión máxima. Un estudio biomecánico de la pisada puede ser útil también.

  • El tratamiento conservador para eliminar el dolor se recomienda un tratamiento de fisioterapia, con ejercicios como:
    • Automasaje del pie con una pelota
    • Automasaje y separación de los dedos del pie
    • Ansanchamiento del arco anterior del pie
    • Astiramiento de gemelos y soleo
    • Astiramiento de la musculatura anterior del pie y tobillo
    • Automasaje y movilización global del pie

     
  • Terapia farmacológica se recomienda en las fases de dolor más agudas con presencia de inflamación muchas veces es suficiente con una con antiinflamatorios no esteroideos.
    La infiltración con ácido hialurónico también se emplea para aliviar el dolor y reducir la inflamación.
     
  • Tratamiento quirúrgico: Puede ser aconsejable en el caso de las metatarsalgias producidas por una deformidad del pie para intentar restaurar la biomecánica ideal del antepie.
    • Cirugía abierta: Se realizan osteotomías de acortamiento y/o elevación de los metatarsianos mediante una cirugía abierta, colocándolos y fijándolos en la situación que se considera óptima.
    • Cirugía percutánea: Mediante incisiones de aproximadamente 3 mm sobre el hueso y los tejidos blandos se trata de corregir la deformidad del pie. Este tratamiento mínimamente invasivo corrige la deformidad causante del dolor

Las fractura del metatarso generalmente responde bien al tratamiento conservador. Se suele aplicar la inmovilización con yeso o una férula, y con la asistencia de muletas para que eviten la carga sobre el pie afectado. Además se recomienda la aplicación de frío local durante las primeras 48h tras la fractura para combatir la inflamación y el dolor.

El tratamiento quirúrgico para la fractura del metatarso está indicado únicamente en aquellos casos en los que se presenta una fractura conminuta, fractura completa con desplazamiento del fragmento óseo o en casos en los que, tras un período de inmovilización, la fractura no se ha consolidado adecuadamente y es necesaria la intervención quirúrgica con fijación de clavos de Kirschner.

La aplicación de ultrasonidos y de magnetoterapia ayudará a la regeneración ósea y a la rápida formación de callo óseo.
 

Especialista que trata las patologías de los metatarsianos

El traumatólogo es el que trabaja en la prevención, el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y lesiones del sistema músculo- esquelético. La finalidad del traumatólogo es tratar quirúrgica y ortopédicamente las lesiones o fracturas de los huesos, los músculos, las articulaciones y los ligamentos.

Vídeos relacionados con Metatarsiano


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.