Luxación hombro

Especialidad de Traumatología

¿Qué es la luxación de hombro?

El hombro está formado por la clavícula, la escápula y el húmero (que se inserta en la cavidad de la escápula, la glenoides). Es la articulación con más capacidad de movimientos, por la gran cantidad de músculos que la rodean. Una luxación en el hombro es una lesión habitual en la práctica deportiva y se produce cuando la cabeza del húmero sale del glenoides. Esto provoca un gran dolor e impide mover el brazo.

Cuando ocurre en jóvenes de menos de 20 años las probabilidades de que se produzca una segunda luxación son superiores al 80%, porcentaje que disminuye con la edad, siendo inferior a un 20% en pacientes mayores de 40 años.

Existen diferentes tipos de luxación de hombro:

  • Luxación dubcoracoidea: de las luxaciones anteriores de hombro es la más común. Ocurre cuando la cabeza del húmero se sitúa por debajo de la apófisis coracoides de la escápula. Las causas más frecuentes son caídas sobre la mano o sobre el codo cuando está extendido, un poco separado del tronco y hacia atrás.
  • Luxación subglenoidea o luxación extracoracoidea. La cabeza del húmero se sitúa sobre el reborde glenoideo y no sobrepasa el cuello del húmero. Suele darse en caídas, cuando el brazo está en una posición de rotación interna forzada, por lo que no es muy común.
  • Luxación subclavicular o intracoracoidea. Ocurre cuando la cabeza del húmero se coloca sobre las costillas. Se da cuando hay una caída en flexión, aducción y rotación interna.
Cuando la cabeza del húmero sale de la glenoides se produce una luxación de hombro - Top Doctors
Cuando la cabeza del húmero sale de la glenoides se produce una luxación de hombro

 

Pronóstico de la enfermedad

Aunque la luxación de hombro no es una lesión muy grave, una de las principales preocupaciones es el caño capsular, de ligamentos, vascular y nervioso que pueda producirse, además del dolor. El especialista en Traumatología y el especialista en Fisioterapia deben valorar que no se vean comprometidas dichas estructuras, así como que no se vean dañados los nervios que inervan las distintas estructuras, ya que las retracciones de la cápsula pueden ser muy comunes si no se abordan de forma precoz.

Síntomas de luxación de hombro

La luxación de hombro es muy dolorosa, hasta incluso llegar a impedir que el paciente pueda mover el brazo. En la mayoría de casos, además, la luxación se produce por un desplazamiento hacia la parte anterior del hombro, viéndose la deformación que produce.

Como es una articulación en la que se insertan muchos nervios existe la posibilidad de que la lesión se agrave con algún daño neurológico que hace insensible el brazo e impide el movimiento.

El daño principal, no obstante, se produce en el anillo cartilaginoso, ubicado en el extremo de la articulación. Su función es la de asegurar que la cabeza del húmero se inserta en la glenoides. Normalmente se dañan la propia glenoides y los ligamentos. Si la luxación es de repetición los ligamentos van adquiriendo una laxitud de forma progresiva.

Pruebas médicas para la luxación de hombro

En primer lugar el especialista debe realizar una anamnesis para diagnosticar cada tipo de lesión o luxación. En base a eso se establecerá el tratamiento adecuado y el pronóstico que tendrá. También se deberá hacer una radiografía y Tomografía Computerizada (TC) para observar mejor la lesión y posibles alteraciones vasculares o nerviosas.

Paralelamente el especialista debe analizar y valorar la inestabilidad del hombro. Para ello se podrá servir de una valoración manual ortopédica. Cuantas más pruebas ortopédicas den un resultado positivo menos probabilidad de error habrá en el diagnóstico.

¿Cuáles son las causas de la luxación de hombro?

Normalmente las causas de la luxación de hombro son traumáticas, por un choque o golpe sobre la articulación, lo que hace que se fuerce demasiado, superando los límites de movimiento. Si la luxación de hombro es de repetición puede que no se haya dado obligatoriamente un golpe que la provoque sino que un leve movimiento de la articulación puede provocar la laxitud de los músculos que mantienen fija la articulación.

¿Se puede prevenir?

Una luxación de hombro no puede prevenirse. Únicamente en los casos en que la lesión sea recidivante sí podrá el paciente ser consciente de la lesión que suele padecer y ser más cuidadoso con los movimientos, siguiendo las recomendaciones que el especialista le haya dado en previas ocasiones.

Tratamientos para la luxación de hombro

La luxación de hombro produce un dolor muy intenso, por lo que requiere de una atención inmediata para colocar la cabeza del húmero en el lugar correspondiente. Esto requiere maniobras mecánicas concretas que solo podrá hacer el especialista en Traumatología o el fisioterapeuta.

Paralelamente el paciente recibirá medicación para rebajar el dolor y el especialista colocará el hombro de nuevo en su lugar, procedimiento que puede ser doloroso, por lo que a veces se realiza en quirófano y con anestesia. A continuación se inmovilizará el brazo con un cabestrillo pero también deberán hacerse una radiografía y resonancia magnética para evaluar las lesiones que pueda haber en el resto de estructuras y ligamentos.

Los pacientes que tienen una actividad física intensa tienen riesgo de sufrir luxaciones de hombro de repetición. En tales casos se puede llegar a recomendar una cirugía con artroscopia para reparar la lesión de los ligamentos. Es una intervención mínimamente invasiva por lo que el paciente tendrá una buena recuperación y postoperatorio. Posteriormente deberá hacer rehabilitación para recuperar la movilidad y fortalecer la musculatura, pero la recuperación será favorable.

¿Qué especialista lo trata?

Hay dos especialistas principales que pueden abordar las luxaciones de hombro. Así, el especialista en Traumatología será quien establezca el diagnóstico y tratamiento más adecuado para la luxación de hombro, así como para cualquier lesión del sistema musculo-esquelético. Él será quien decida si el abordaje debe ser ortopédico o quirúrgico, y quien establezca el tipo de lesión y las estructuras dañadas.

Por otra parte, el especialista en Fisioterapia también ayuda en la luxación de hombro, ya que ofrecerá una solución terapéutica no farmacológica. Ayudará a paliar los síntomas con una serie de ejercicios y técnicas manuales, así como la aplicación de calor, frío, luz o agua.

Vídeos relacionados con Luxación hombro


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.