IGRT radioterapia guiada por la imagen

Especialidad de Oncología Radioterápica

¿Qué es la Radioterapia guiada por imagen (IGRT)?

La radioterapia guiada por imagen (IGRT) es aquella técnica de verificación de la radioterapia en que se toman imágenes tridimensionales de alta precisión para definir cómo es y dónde se ubica exactamente el volumen tumoral de cada paciente durante el tiempo que dura el tratamiento. Es una técnica que permite mayor precisión en el momento de realizar la radiación, por lo que se ajusta la posición del paciente y así emitir la radioterapia.

¿Por qué se realiza?

La radioterapia guiada por imagen (IGRT) se utiliza para tratar tumores localizados en áreas del cuerpo normalmente propensas al movimiento (pulmones, hígado o próstata, por ejemplo) o aquellos localizados cerca de órganos y tejidos críticos.

Cabe destacar que es una técnica que suele combinarse con otras formas avanzadas de radioterapia de alta precisión, tales como la radioterapia de intensidad modulada (IMRT), terapia con haz de protones, radioterapia estereostática o radioterapia estereostática del cuerop (SBRT), que utilizan rayos X controlados por ordenador para dosificar la radiación precisa en el tumor.

¿En qué consiste?

Consiste en la toma de imágenes antes y durante la administración de la radiación, mientras el paciente está tumbado en la mesa de tratamiento, con el fin de delimitar el tumor y así mejorar la precisión del tratamiento, preservando los tejidos sanos circundantes. Así, se emite una alta dosis de radiación en el tumor desde distintos ángulos con muchos haces de luz muy finos de intensidad variable que rodean las células cancerosas, preservando el tejido sano. Como aplica dosis más pequeñas a los tejidos normales, disminuye los efectos secundarios y mejora la posibilidad de erradicar el tumor.

Preparación para la Radioterapia guiada por imagen (IGRT)

Las exploraciones de imágenes digitales se llevan a cabo en simulaciones previas, para determinar cuán avanzada está la enfermedad y localizar exactamente el tumor que se debe tratar. Así, las exploraciones forman parte de un plan de tratamiento por ordenador llevado a cabo de forma individualizada. Gracias a las simulaciones se conoce la ubicación exacta y así se reduce el volumen de tejido tratado, enfocando únicamente el tumor.

Cuidados tras la intervención

Como la irradiación en la radioterapia guiada por imagen se hace en una superficie menor de tejido normal, se reduce la toxicidad, lo que mejora la calidad de vida del paciente y reduce los efectos secundarios. No obstante, el experto en radioncología recomendará al paciente visitas periódicas para controlar su evolución.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.