Hidronefrosis

¿Qué es la hidronefrosis?

La hidronefrosis es una afección que se caracteriza por una inflamación del riñón a causa de la acumulación de orina.

Cuando esto ocurre, los riñones se hinchan por el exceso de orina, que no puede vaciarse en la vejiga.

Pronóstico de la enfermedad

Generalmente, los síntomas se pueden aliviar con el tratamiento adecuado. Sin embargo, si tarda demasiado, los riñones pueden dañarse permanentemente e, incluso, puede conducir a la pérdida final de la función renal.

Síntomas de la hidronefrosis

Los síntomas de la enfermedad varían en función de la causa, la localización de la obstrucción y la duración, pero generalmente los síntomas asociados a la hidronefrosis son los siguientes:

Pruebas médicas para la hidronefrosis

Para tratar adecuadamente la hidronefrosis, es importante establecer un diagnóstico precoz. De esta manera, se puede prevenir la pérdida total de la función renal. Para diagnosticar la hidronefrosis se pueden realizar una serie de pruebas.

En primer lugar, se debe practicar una exploración física, palpando el abdomen para observar si el riñón está inflamado. Después se suele llevar a cabo una cateterización de la vejiga para comprobar la localización de la obstrucción.

Por otro lado, también se pueden realizar pruebas de imagen, como una ecografía o una tomografía computarizada, para examinar la gravedad de la inflamación y ubicar la zona de la obstrucción.

¿Cuáles son las causas de la hidronefrosis?

Las causas más frecuentes de esta patología suelen ser las siguientes:

¿Se puede prevenir?

Las causas de la hidronefrosis no se pueden prevenir en la mayoría de los casos, pero un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado que permita tratar la causa de la afección, pueden reducir el riesgo de complicaciones, como por ejemplo la insuficiencia renal.

Tratamientos para la hidronefrosis

Existen diferentes tipos de tratamiento para la hidronefrosis, destinados a eliminar la obstrucción del flujo de orina. En función de la causa que provoca la hidronefrosis, se establecerá una opción de tratamiento u otra.

Por un lado, se puede realizar una inserción de una endoprótesis ureteral, que es un tubo que facilita el paso de la orina del uréter a la vejiga.

Por otro lado, se puede practicar una inserción de un tubo de nefrostomía para drenar la orina a través de la espalda.

También puede tratarse con antibióticos que permiten controlar la infección.

En algunos casos, se puede indicar una cirugía para extraer un tejido cicatricial, un coágulo sanguíneo o un cálculo renal, en caso de que estas sean las causas de la obstrucción.

¿Qué especialista lo trata?

El médico que se encarga del tratamiento de la hidronefrosis es el especialista en Urología.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..