Enfermedades de la lengua

¿Qué son las enfermedades de la lengua?

La lengua es uno de los músculos y órganos más importantes del cuerpo, aunque también minusvalorado. Sus funciones consisten en detectar sabores mediante las papilas gustativas, así como intervenir en la masticación, pero también en la fonación, la vocalización y la deglución. Además, las glándulas salivares permiten mantener la boca húmeda. Pero hay muchas enfermedades que pueden afectar a la lengua y, en algunos casos, extenderse al resto del organismo.

Algunas de las enfermedades más comunes que afectan a la lengua son:

  • Macroglosia. Es un proceso que hace que la lengua sea más grande de lo normal en relación al resto de partes de la boca. No es una patología grave pero sí molesta, ya que impide al paciente hablar, comer o masticar bien. También produce un efecto antiestético en la boca. El origen de la macroglosia suele ser congénito o hereditario, y es frecuente que se dé en pacientes con Síndrome de Down, con Síndrome de Beckwith-Wiedemann o con hipotiroidismo. Suele afectar mayormente a niños, por lo que es importante que los padres acudan al especialista cuanto antes. De esta manera se podrá establecer el mejor tratamiento, de manera precoz, lo cual dependerá de las molestias asociadas. En caso de que el paciente no pueda llevar las molestias asociadas se podrá realizar una cirugía para reducir el tamaño de la lengua.
  • Candidiasis oral. Se trata de una infección provocada por un exceso del hongo cándida en la boca. Se caracteriza por producir lesiones blancas en alguna parte de la boca, que son normalmente las encías o la lengua. Debajo de esas lesiones suele haber una capa inferior enrojecida que puede llegar a sangrar. Es una enfermedad que afecta, sobre todo, a personas con el sistema inmunológico débil. De ahí que pueda afectar a adultos con enfermedades crónicas o con VIH, después de la quimioterapia o radioterapia, pero también a los bebés, ya que tienen un sistema inmune menos desarrollado. Es una infección que puede contagiarse fácilmente, con un simple beso, por ejemplo. Por eso es importante que se extremen las precauciones cuando alguien sufre candidiasis.
  • Leucoplasia. Es otra de las enfermedades linguales más comunes, que afecta sobre todo a adultos. Se caracteriza por producir manchas blancas en la boca, en zonas como la lengua y la cara interna de las mejillas. Su origen es normalmente irritativo, que puede ser producida por los propios dientes, las prótesis dentales e incluso el alcohol o el tabaco. En el momento en que desaparece la fuente de irritación desaparecerá la leucoplasia.
  • Liquen plano oral. Es la patología infecciosa más común en la mucosa oral en general (parte interna de las mejillas, suelo de la boca y lengua). Se caracteriza por producir manchas (blancas o rojas), de distinto tamaño, que pueden ser asintomáticas o producir síntomas, como picores o erupción. Es una enfermedad inflamatoria y crónica, de manera que aparecerá y desaparecerá periódicamente. Su causa principal son los desórdenes inmunológicos o enfermedades como la hepatitis C. El liquen plano oral no se contagia pero, como en cualquier lesión bucal, es importante acudir al especialista.
  • Anquiloglosia. Es un problema relacionado con el frenillo lingual, que es demasiado corto y no permite un correcto movimiento. No se conoce al 100% su origen pero podría ser genético. Es una alteración que se detecta en recién nacidos o bebés, ya que los niños con frenillo corto tienen problemas para succionar en la lactancia materna. Pero los problemas se extienden al sacar la lengua, comer, tragar o hablar.
  • Lengua geográfica o glositis migratoria benigna. Produce manchas rojas o blancas en la superficie de la lengua, así como grietas, que le dan el nombre a la patología, por asemejarse a un mapa. Las causas pueden ser muchas pero las más comunes son un déficit de vitaminas, ansiedad o estrés, cambios hormonales en mujeres, predisposición genética, etc. A veces los síntomas de la lengua geográfica se van de golpe pero, para ayudar a ello, hay que mantener una buena higiene oral, evitar el tabaco y el alcohol, y evitar alimentos muy calientes o picantes.
  • Lengua fisurada o escrotal. Es una patología que se caracteriza porque produce grietas en la parte superior de la lengua, que pueden extenderse a los laterales. No es una enfermedad grave ni contagiosa, pero sí puede afectar a la estética. Tampoco produce incomodidades, normalmente, excepto alguna inflamación o dolor en la lengua, así como halitosis.
  • Lengua negra vellosa. Es una enfermedad que hace que la lengua se vuelva oscura y con vello. Su origen está en una acumulación de células muertas en las papilas gustativas. A pesar de su aspecto desagradable no suele producir problemas en la salud ni dolor. Es algo temporal que se soluciona con una higiene exhaustiva de la lengua y los dientes, además de restringir el tabaco, el alcohol, el café o el té negro.
  • Cáncer de lengua. Es la enfermedad más importante y la más grave. Puede manifestarse en forma de úlcera o llaga que no cura tras dos semanas, o bien como una mancha roja o blanca inespecífica. El diagnóstico precoz es fundamental, de manera que es muy importante acudir cuanto antes al especialista.
Chica mostrando la lengua, que está enfocada por una lupa - enfermedades de la lengua by Top Doctors
La mayoría de enfermedades de la lengua no son graves pero
es importante acudir al especialista ante cualquier lesión o cambio

Pronóstico de las enfermedades de la lengua

Cualquier lesión en la lengua debe ser revisada y supervisada por el especialista en Odontología y Estomatología, el médico de cabecera o el otorrinolaringólogo, ya que podría ser señal de un posible cáncer de lengua o cáncer oral.

En su mayoría las enfermedades linguales son benignas y tienen cura, o bien pueden sobrellevarse sin problema. El cáncer de lengua será la patología más grave, por lo que un diagnóstico precoz y un tratamiento a tiempo es esencial para el buen pronóstico de la enfermedad.

Síntomas de las enfermedades de la lengua

Los problemas o enfermedades de la lengua incluyen los siguientes síntomas:

  • Dolor
  • Cambio en el color o la textura de la lengua
  • Hinchazón
  • Dificultad para mover la lengua o movimientos anormales
  • Trastornos en el gusto
  • Manchas o lesiones blancas o rojas
  • Úlceras o llagas

Pruebas médicas para las enfermedades de la lengua

Ante cualquier lesión en la lengua o en la boca es importante acudir al especialista. En la consulta se determinará el tratamiento más indicado, realizando previamente una muestra de la lesión (biopsia) en caso necesario, o bien se recetará medicación directamente.

¿Cuáles son las causas de las enfermedades de la lengua?

Las causas de las enfermedades de la lengua pueden ser infecciosas, irritativas o genéticas, básicamente. Hay características que hacen al paciente más propenso a sufrir algunos de estos trastornos, o bien que se desarrolle de manera específica.

¿Se pueden prevenir?

Existen una serie de consejos básicos y sencillos para mantener una salud correcta de la lengua. En primer lugar es necesario que la lengua esté limpia, cepillándola bien después de lavarse los dientes. Esto ayudará a eliminar posibles bacterias y células muertas. Dicha limpieza de la lengua puede hacerse con el cepillo o con raspadores especiales.

También existen otros consejos para mantener la salud lingual. En este sentido, es importante eliminar todos aquellos factores que puedan ser irritantes, tales como dientes rotos, coronas o prótesis dentales mal ajustadas. También debe eliminarse el tabaco y el abuso de café y alcohol. La dieta debe ser equilibrada, y rica en fruta y verdura, para evitar que haya déficits de vitaminas que puedan afectar a la lengua.

Tratamientos para las enfermedades de la lengua

El tratamiento dependerá de la causa de cada enfermedad de la lengua. Mientras que algunas necesitarán un tratamiento médico u odontológico, otras se curarán solas.

En el caso de la candidiasis oral, por ejemplo, lo habitual es que el especialista prescriba un antifúngico oral y que el paciente realice diversos enjuagues al día.

En la anquiloglosia, el especialista deberá evaluar las posibles molestias que produce en el paciente el hecho de tener el frenillo lingual corto. Si no son llevaderos puede recomendarse una intervención quirúrgica.

¿Qué especialista lo trata?

Cualquier lesión en la lengua debe ser revisada y supervisada por el especialista en Odontología y Estomatología, el médico de cabecera o el otorrinolaringólogo, que son los tres especialistas que podrán abordar mejor cualquier lesión bucal.