Defecografía

Especialidad de Ginecología y Obstetricia

¿Qué es la defecografía?

La defecografía, también conocida como cinedefecografía o proctografía evacuatoria, es una exploración radiológica para confirmar presuntas patologías del suelo pélvico, del recto o del ano, es decir, todas aquellas anomalías anatómicas que conducen a problemas de defecación. Esto se hace con una ampolla rectal en la que se inserta un líquido de contraste, visible durante la radiografía.

¿En qué consiste?

Se coloca al paciente en un asiento específico sensible a los rayos X y provisto de un recipiente. Durante la prueba, el especialista evalúa mediante una radiografía de rayos X el procedimiento de expulsión del recto de una ampolla rectal que contiene líquido de contraste. El uso de esta herramienta resulta útil ya que simula el proceso natural de excreción de heces. Es fundamental que el paciente escuche las instrucciones del médico cuando se le pida que se relaje o contraiga la musculatura de la zona.

Gracias a las radiografías el especialista podrá identificar cualquier problema anatómico como prolapso mucoso, perineo descendente o rectocele. En los días siguientes a la prueba, el color de las heces puede verse afectado por la liberación del líquido de contraste. La defecografía no es una exploración dolorosa ni peligrosa, pero hay casos raros en los que pueden producirse algunas complicaciones, como inflamación local y perforaciones intestinales, siempre motivadas por patologías preexistentes, como la enfermedad de Crohn o la rectocolitis.

Defecografía | Top Doctors
La defecografía se realiza para observar el origen de los problemas de defecación, como el estreñimiento o la incontinencia
 

¿Por qué se realiza?

La defecografía se realiza en los casos en que existen patologías asociadas a una defecación anormal. Entre estas se incluyen: estreñimiento crónico, incontinencia, prolapso del recto o de las zonas circundantes o sensación de evacuación incompleta. La prueba examen permite determinar el origen anatómico exacto del trastorno.

Preparación para la defecografía

La preparación para la prueba conlleva el uso de un enema para limpiar el recto en las horas previas al examen. De esta manera se puede controlar con precisión la zona e identificar cualquier problema. Además, no es necesario interrumpir ningún tratamiento farmacológico para llevar a cabo este control. En muchos casos también se realiza una exploración radiológica en posición tumbada antes de la exploración real para evaluar el estado antes y después de la prueba.

Cualquier persona puede someterse a la prueba, excepto las mujeres embarazadas, para las cuales no resulta apropiada debido a la radiación ionizante liberada por el líquido de contraste durante el proceso.

¿Qué se siente durante la prueba?

La exploración defecográfica no es dolorosa, aunque puede dar lugar a ligeras molestias. Significado de los resultados anómalos Si se lleva a cabo correctamente, la exploración permite identificar los problemas anatómicos subyacentes a los problemas durante la defecación. Entre los posibles problemas se incluyen: un ángulo anorrectal insuficiente, apertura lenta del canal anal o alteraciones en la pared del recto.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.