Cirugía del ano

¿Qué es la cirugía del ano?

La cirugía del ano es una subrama dentro de la Coloproctología que se encarga de la intervención quirúrgica de las patologías que afectan a la zona anal. No todas las cirugías serán operaciones en sí para tratar la patología que sufra el paciente, sino que puede haber pequeñas “intervenciones” cuyo objetivo será diagnosticar posibles patologías.

¿Por qué se realiza?

La cirugía del ano se realiza con el objetivo de diagnosticar correctamente la patología proctológica que sufra el paciente, y solventarlo. Las principales patologías anales tratables con cirugía son, entre otras:

¿En qué consiste?

La mayoría de cirugías anales se realizan de manera ambulatoria, y el paciente regresará a su hogar en el mismo día. Son procesos que, normalmente, se llevan a cabo con anestesia general, al ser la zona intervenida un poco delicada, y para que el paciente se sienta más cómodo y relajado, y los especialistas puedan trabajar bien.

El procedimiento según la patología suele ser el siguiente:

  • Abscesos anales. Normalmente la intervención de los abscesos y fístulas se realiza con un drenaje del pus de la parte infectada. Esto crea una abertura en la piel, cerca del ano, para aliviar la presión. Muchas veces esta intervención se puede realizar en el mismo consultorio médico, con anestesia local. Sin embargo, si el absceso es más grande el paciente puede requerir hospitalización.
  • Fístula anal. El procedimiento suele consistir en cortar un poco de músculo del esfínter anal para abrir el túnel, siendo unido a la apertura interna y externa. De esta manera el túnel se convierte en un surco que después se cura de dentro hacia fuera. Suele ser una cirugía que se hace de manera ambulatoria, pero también puede que el paciente esté pocos días en el hospital.
  • Incontinencia fecal. Según la intensidad de la incontinencia requerirá cirugía o no, ya que, a veces, con cambios en la dieta o con fortalecer los músculos anales será suficiente. En casos un poco más severos las técnicas de biofeedback pueden ayudar a los pacientes a saber cuándo las heces están listas para ir al baño y también para fortalecer los músculos. Sin embargo las lesiones en los músculos anales pueden repararse con cirugía, cosa que puede implicar la reparación o reconstrucción del esfínter, o bien la implantación de un dispositivo artificial que ayude al paciente en las deposiciones.
  • Cáncer de colon y recto. El cáncer de colon y recto es uno de los más frecuentes en todo el mundo, pero es potencialmente curable si se diagnostica y trata de forma precoz. Según avanza la enfermedad empiezan a aparecer síntomas, tales como sangrado rectal o cambios en los hábitos intestinales (estreñimiento y/o diarrea), dolor abdominal, o pérdida de peso. El cáncer de colon y recto requiere cirugía en casi todos los casos, para que la curación de la enfermedad pueda ser completa. Normalmente, tras la cirugía, el tratamiento se completará con quimioterapia o radioterapia, o ambas.
  • Diverticulitis. Normalmente la diverticulitis se trata con cambios en la dieta y, en algunos casos, con medicación para controlar el dolor, los calambres abdominales y los cambios en los hábitos intestinales. Otros casos un poco más graves pueden tratarse con antibióticos, restricciones dietéticas y laxantes. No obstante, la cirugía se recomendará cuando el paciente tenga episodios recurrentes, complicaciones o cuando no haya una respuesta favorable a la medicación.
  • Síndrome de poliposis familiar. El único tratamiento definitivo para esta enfermedad es la extirpación del intestino grueso. El objetivo es prevenir el cáncer, de manera que la operación se lleva a cabo en el momento en que los pólipos son descubiertos.
  • Hemorroides. Si las hemorroides son pequeñas o leves el tratamiento puede incluir aumentar la ingesta de fibra y líquido en la dieta. Si los casos son más severos se pueden extirpar quirúrgicamente, de manera ambulatoria.
  • Enfermedad de Crohn. Aunque el tratamiento principal de la enfermedad de Crohn es con medicación, la cirugía puede recomendarse para casos más avanzados, extrayendo la porción enferma del intestino.
  • Colitis ulcerosa. El tratamiento inicial será con medicación pero la cirugía puede ser necesaria para pacientes que tienen una forma crónica de la enfermedad y en aquellos en que la medicación no es eficaz.

Por otra parte, la colonoscopia es un tipo de exploración del colon y recto que requiere de una pequeña intervención, por lo que podría considerarse un procedimiento quirúrgico, de alguna manera. Consiste en examinar el colon y el recto con un instrumento largo, flexible y estrecho. Es un procedimiento que sirve para detectar problemas en el colon y recto, hacer biopsias y extirpar pólipos. En la mayoría de ocasiones se realiza de manera ambulatoria, con anestesia general. La intervención se hace con el intestino vacío, así que el paciente debe tomar unos laxantes el día antes, o unas horas antes, que le harán evacuar todas las heces que contengan los intestinos. También tendrá que hacer una dieta especial.

Preparación para la cirugía del ano

En algunas intervenciones del ano será necesario hacer una dieta especial previamente, o bien tomar laxantes para que el intestino grueso esté vacío antes de la cirugía y los especialistas puedan trabajar mejor para solucionar la patología.

Cuidados tras la intervención

En principio no son necesarios cuidados excesivamente importantes. Sin embargo, una intervención anal no es un procedimiento del todo cómodo para el paciente, de manera que puede que deba seguir adaptando su dieta a una más blanda, que no produzca heces excesivamente duras, para poder evacuarlas mejor. Asimismo, según la intervención que se haya llevado a cabo, el paciente requerirá de curas en la zona. Las primeras puede que se realicen en el hospital por el hecho de que las heridas y los puntos pueden estar recientes. En las sucesivas el paciente recibirá instrucciones y recomendaciones de cómo hacerlo en casa y probablemente ya pueda hacerlo.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..