Chequeo médico

¿Qué es un chequeo médico?

Una evaluación de salud pública (ESP) es una revisión gratuita de la salud general de un paciente. Se recomienda tener una cada cinco años si una persona tiene entre 40 y 74 años y no padece una afección preexistente. Una evaluación de salud es una medida preventiva para ayudar a encontrar problemas de salud antes de que empiecen. También pueden prever si una persona está en riesgo de desarrollar ciertos problemas de salud como:

  • Hipertensión
  • Enfermedad del corazón
  • Diabetes
  • Enfermedad renal
  • Accidente cerebrovascular
  • Patología tumoral

Los diferentes tipos de exámenes y pruebas de detección dependen de la edad, la salud, los antecedentes familiares y las opciones de estilo de vida del paciente, como la alimentación, los niveles de actividad y si fuma o no.

Una evaluación de salud pública es una revisión gratuita de la salud general de un paciente.

¿Cuál es la evaluación de salud correcta para mí?

Cuando te realices un chequeo médico con un médico privado, se tendrá en cuenta lo siguiente:

  • Edad: ya sea en los siguientes grupos 18-39, 40-64 o 65+ años
  • Género
  • Si hay algún asunto que el paciente quiera tratar
  • Antecedentes familiares: cáncer, enfermedad intestinal, accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos, diabetes
  • Niveles de aptitud física

¿Cuáles son los beneficios de un chequeo médico?

Los beneficios de un chequeo regular incluyen:

  • Reducir el riesgo de enfermarse
  • Detección temprana de enfermedades potencialmente mortales
  • Aumento de las posibilidades de tratamiento y curación de afecciones de salud
  • Disminuir el riesgo de complicaciones al monitorear las que existen
  • Aumenta la vida útil
  • Reduce los costos generales de atención médica con el paso del tiempo

¿Qué sucede durante un chequeo médico?

Un chequeo médico dura de 20 a 30 minutos. Un profesional de la salud hará preguntas sencillas sobre el estilo de vida del paciente y sus antecedentes familiares. Ellos medirán la estatura y el peso del paciente, le tomarán la presión arterial y le harán un análisis de sangre. A partir de esta evaluación, podrán darle una idea de las posibilidades de desarrollar una enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, enfermedad renal y diabetes. La enfermera entonces aconsejará al paciente sobre cómo reducir su riesgo, pautando la dieta, el ejercicio, los medicamentos y dejar de fumar.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..