Cefalea en racimos

¿Qué es la cefalea en racimos?

También conocida como cefalea en brotes o de Horton, es uno de los tipos de cefalea más dolorosa que existe. Esta clase de cefalea aparece rápidamente y, en la mayor parte de los casos, sin previo aviso.

Los hombres son más propensos a padecerla, especialmente entre los 20 y 50 años. Asimismo, también puede incrementar el riego el fumar y el tener antecedentes familiares.

Pronóstico de la enfermedad

La cefalea en racimos no supone un riesgo para la vida de las personas, pero sí que puede interferir en mayor o menor grado, en función de los síntomas.

En general, los pacientes acaban controlando las cefaleas y, a medida que pasa el tiempo, se vuelven menos recurrentes.

Síntomas de cefalea en racimos

Entre los signos más frecuentes que podemos encontrar durante esta patología destacan los siguientes:

  • Inquietud
  • Fuerte dolor: en general se encuentra dentro, detrás o alrededor de un ojo. Asimismo, puede esparcirse a otras áreas del rostro, cabeza o cuello.
  • Lagrimeo
  • Enrojecimiento de la zona afectada
  • Caída del parpado en la zona afectada
  • Palidez o rubor en la cara
  • Congestión o secreción nasal
  • Dolor en un solo lado
  • Hinchazón alrededor del ojo afectado
  • Sudoración en el área dolorosa
Un síntoma habitual es fuerte dolor dentro, detrás o alrededor de un ojo.

Pruebas médicas para cefalea en racimos

No hay una prueba concreta para el diagnostico de la cefalea en racimos. Por este motivo, el especialista deberá realizar los siguientes pasos:

  • Analizar el historial clínico
  • Detectar la zona y el tipo de dolor
  • Evaluar los síntomas
  • Conocer el inicio de la cefalea, la frecuente y la duración del dolor

¿Cuáles son las causas de la cefalea en racimos?

No se conoce con exactitud el origen de las causas, aunque se cree que podría estar involucrado el hipotálamo.

A diferencia de la migraña, este tipo de cefalea no tiene relación con factores desencadenantes, como el estrés o los cambios hormonales.

Cabe destacara que, en un periodo de brotes, el alcohol puede desencadenar un fuerte dolor de cabeza. La nitroglicerina también es un tipo de medicamento que podría desencadenar una cefalea en racimos.

¿Se puede prevenir?

Es complicado prevenir, pero se recomienda evitar el consumo de alcohol, tabaco y algunos alimentos concretos.

Asimismo, puede servir anotar los factores que desencadenaron la patología:

  • Día y hora que comenzó el dolor
  • Alimentos ingeridos en el último día
  • Tiempo de sueño
  • Actividades que hacía antes de empezar la cefalea
  • El tiempo del dolor y cómo cesó

Tratamientos para la cefalea en racimos

El especialista, en caso de dolor agudo, propondrá un tratamiento analgésico para frenar la sintomatología.

Asimismo, existen algunos medicamentos que pueden ayudar a iniciar un tratamiento preventivo. Las terapias complementarias también pueden ayudar.

¿Qué especialista lo trata?

Para tratar la cefalea en racimos se debe acudir a un especialista en Neurología.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..