Bulimia

La bulimia, conocida también como bulimia nerviosa, se trata de un importante trastorno alimentario en el que la o las personas afectadas padecen episodios regulares en los que ingieren una gran cantidad de comida —denominados atracones— en los que tiene una pérdida de control sobre la comida ingerida. Posteriormente, aparece un sentimiento de arrepentimiento en los que la persona utiliza diversas opciones para evitar el aumento de peso, como el uso no controlado de laxantes o los vómitos.

Se trata de una afección que normalmente afecta más a mujeres que a hombres, siendo más común en adolescentes y mujeres jóvenes.

Pronóstico de la bulimia

La bulimia se trata de un complejo trastorno de carácter grave que puede derivar en complicaciones graves, llegando incluso a poner en riesgo la vida del paciente. Las complicaciones más habituales de la bulimia serían alguna de las siguientes:
 

  • Enfermedad de las encías
     
  • Caries
     
  • Deshidratación, que puede derivar en insuficiencia renal
     
  • Problemas cardíacos
     
  • Problemas digestivo
     
  • Abuso de alcohol y/o drogas
     
  • Autolesiones, pensamientos suicidas, que pueden derivar en suicidio
     
  • Presencia de ácido estomacal en el estómago
     
  • Poco nivel de potasio en la sangre
     
  • Estreñimiento
     
  • Daño en el páncreas
     
  • Hemorroides

Síntomas de la bulimia

Es habitual que la persona bulímica tenga un peso totalmente normal, pero que se vean a sí mismas con sobrepeso. Así, los signos más habituales de la bulimia son:

  • Repetir episodios de ingerir cantidades excesivas de alimentos en una única vez
     
  • Durante el atracón, la persona tendrá una pérdida de control, sin poder dejar de comer o sin ser capaz de controlarlo
     
  • Tras un atracón, forzar el vómito
     
  • Hacer ejercicio excesivo para no aumentar el peso
     
  • Utilizar laxantes, diuréticos después de comer
     
  • Ayunar

La gravedad de la bulimia se determina en función de las veces por semana en la que se producen atracones y su extensión en el tiempo.

Pruebas médicas para la bulimia

El diagnóstico de la bulimia se lleva a cabo tras realizar un análisis tanto de sangre como de orina y tras realizar una exploración física. A su vez, el especialista hablará con el paciente sobre sus hábitos alimenticios, los síntomas físicos y sus posibles formas de perder peso.

Causas de la bulimia

Por el momento, la o las causas de la bulimia son desconocidas. De hecho, existen muchos factores que pueden afectar o influir en el desarrollo de los trastornos alimentarios. Los principales serían la genética, la salud emocional, factores psicológicos, familiares, sociales, culturales…

¿Se puede prevenir la bulimia?

Como tal, no existe una manera que garantice la prevención de la bulimia, pero se puede guiar a una persona hacia un comportamiento saludable o que trate de buscar ayuda profesional especializada antes de que su situación empeore.

Tratamientos para la bulimia

En personas bulímicas, es posible utilizar varios tratamientos, aunque normalmente la combinación de medicamentos antidepresivos junto con psicoterapia suele ser la combinación más eficaz para combatir este trastorno.

No obstante, existen una serie de opciones y consideraciones para tratarla:

  • Psicoterapia: se trata de hablar y reconocer los problemas de bulimia con un especialista. Los siguientes tipos de psicoterapia son los más positivos.
  • Medicamentos: los antidepresivos pueden ayudar a aliviar o mejorar los signos de la bulimia cuando se usa junto con la psicoterapia. El tratamiento aprobado para tratar la bulimia es la fluoxetina.
     
  • Educación nutricional: un nutricionista puede ayudar al paciente diseñándole un plan de alimentación con el que se logre

Normalmente, no es necesaria la hospitalización, pero en determinadas ocasiones al existir complicaciones importantes es posible recibir el tratamiento en el hospital.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..