Braquiterapia oftálmica

Especialidad de Oncología Radioterápica

¿Qué es la braquiterapia oftálmica?

La braquiterapia oftálmica es una técnica que se realiza para tratar los tumores oculares. Esta técnica busca eliminar el tumor sin afectar el ojo ni la vista. El tratamiento tiene como objetivo eliminar las células cancersoas por irradiación.

Esta técnica es muy efectiva y tiene un porcentaje de éxito de un 80 a un 95% de curación del tumor y la supervivencia de los pacientes tras cinco años es del 85%.

¿Por qué se realiza?

La braquiterapia oftálmica se utiliza para eliminar un tumor ocular conservando el globo ocular. Se puede aplicar para tratar melanomas de coroides, retinoblastomas y metástasis coroideas.

La braquiterapia oftálmica se utiliza para tratar tumores oculares.

¿En qué consiste?

Esta técnica utiliza la radioterapia para suprimir las células malignas de manera muy localizada. Se utiliza una placa de oro cargada de semillas radiactivas que se sutura de forma directa al globo ocular. Esta pequeña placa circular de oro se vacía en la zona de contacto. En esa zona, en un fondo de silicona, se introducen minúsculas barras de yodo 125 de un milímetro de anchura y cuatro de longitud.

El metal impide la salida de la radiación hacia el exterior y, por lo tanto, se focaliza en la zona afectada. La placa, al tratarse de un elemento noble, evita irritaciones.

Esta placa se sutura en la parte blanca del ojo, donde se encuentra la lesión, permaneciendo durante cinco días irradiando células malignas. El tamaño de la placa puede variar según la extensión del tumor (entre 10 y 22 milímetros de diámetro).

Preparación para la braquiterapia oftálmica

En este tratamiento intervienen distintos especialistas: radiofísicos, radiólogos y oftalmólogos.

Inicialmente se debe identificar el problema, la localización y su gravedad. En este primer paso se utilizan técnicas de diagnóstico por imagen. A continuación se visualiza el tumor, realizando una exploración del fondo de ojo. También se determina la profundidad, mediante una ecografía y una resonancia magnética nuclear.

Estos datos se unifican en un ordenador y se representa la lesión en un ojo virtual para diseñar cómo será el tratamiento. Este paso es clave ya que la técnica debe ser precisa al milímetro y de esta forma se pueden evaluar las variables mediante un programa de simulación

Cuidados tras la intervención

Una vez la placa queda cosida al ojo, el paciente deberá permanecer ingresado durante cinco días. Estos pacientes deben tener los ojos cubiertos con unas gafas de plomo para evitar radiaciones a sus visitas.

Tras estos cinco días se retira la placa para que los rayos gamma sigan trabajando hasta dejar una cicatriz en el lugar donde había un tumor. Algunos días después de la intervención, se citará al paciente para una revisión.

Alternativas a este tratamiento

Según la patología existen distintas alternativas:

  • Tratamiento con radiación
  • Tratamientos con láser
  • Cirugía para el cáncer de ojo
  • Quimioterapia
  • Medicamentos de terapia dirigida e inmunoterapia
loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.