Boqueras

¿Qué son las boqueras?

Una boquera, conocida como quelitis angular o estomatitis angular es una herida en la comisura de los labios originada por un desarrollo excesivo de hongos y/o bacterias. Esta herida puede afectar a uno o a los dos lados de la boca, incluso los dos al mismo tiempo, causando cierto dolor, enrojecimiento y descamación en el borde de la boca. Además, presenta ciertas dificultades para abrir y cerrar la boca, y por lo tanto comer.

Las boqueras presentan un corte o una raja en el borde del labio, y suele estar recubierta por una especie de membrana blanquecina. El problema puede hacerse más grande si se toca constantemente la herida, retrasando su curación y retrasando su curación.

Pronóstico de las boqueras

Las boqueras no son una patología grave en absoluto, pero sí es una molestia importante que debe tratarse de manera adecuada para reducir las molestias al mínimo y hacer más cómoda la vida del paciente.

El principal problema de las boqueras es que, siempre que esté originado por un proceso infeccioso que esté causado por hongos o bacterias, el contagio por contacto es posible.

Si no se trata a tiempo, la infección puede ser agresiva, extendiéndose a la mucosa del interior de la boca.

Síntomas de las boqueras

Los signos y síntomas principales de las boqueras son:
 

  • Dolor al abrir la boca
     
  • Sensación de ardor en la herida
     
  • Piel seca
     
  • Enrojecimiento en la zona
     
  • Costra en la comisura de los labios
     
  • Grietas pequeñas en la comisura de los labios
     

Pruebas médicas para las boqueras

Para llevar a cabo el diagnóstico de las boqueras, el especialista realizará una exploración visual de la herida, conociendo además la causa que ha originado el problema. Así, el especialista evaluará el estado del paciente y descartará posibles afecciones de otras patologías que pueden ser la causa de la aparición de las boqueras, como la candidiasis, la diabetes, la anemia ferropénica…
 

Si se detectan síntomas correspondientes a estas patologías, se tratará de determinar el agente que ha causado esta infección. Otra opción también puede ser realizar un análisis de sangre.

Ejemplo de boqueras

¿Cuáles son las causas de las boqueras?

En muchas ocasiones, las boqueras aparecen después de que la persona no haya llevado un buen cuidado de una posible lesión en la zona, por pequeña que sea.
 

Así, por ejemplo, a la hora de comer, un mal gesto en el momento en el que se trata de meter en la boca puede provocar el corte en el labio, apareciendo después la boquera. Así, cuando se forma la herida, en ella pueden alojarse bacterias u hongos debido al contacto, retrasándose su cura y generándose la boquera.
 

Esto se puede evitar llevando una buena higiene tanto bucodental como en las manos, ya que en ambas partes del cuerpo habitan numerosas bacterias, por lo que evitar el contacto entre ambas para que no lleguen a la herida es importante.
 

Un exceso de humedad puede empeorar la boquera, ya que es en estas situaciones en las que las bacterias se sienten más cómodas.
 

Otra de las causas habituales de las boqueras es llevar una mala alimentación, que acaba derivando en una carencia de nutrientes y minerales esenciales como el hierro, el fósforo o la vitamina B12. En pacientes con estas carencias, las boqueras son más habituales.
 

En algunas ocasiones, las boqueras se relacionan con un factor local, como puede ser el edentulismo, es decir, la carencia de alguna pieza dental; una prótesis dental mal ajustada; una acumulación de saliva en las comisuras de los labios…
 

Debe destacarse también que en pacientes afectados por VIH o enfermedades como la diabetes son más propensos a padecerlos.

¿Se pueden prevenir las boqueras?

Tal y como se ha comentado anteriormente, las boqueras pueden hacer por un sistema inmune débil, a la hora de realizar gestos bruscos y si se lleva una alimentación poco favorable.
 

Así, mantener una alimentación variable y rica en nutrientes ayudará a la persona a tener un aporte de vitaminas y minerales adecuado.
 

Si el paciente tiene un sistema inmunitario débil, se debe trabajar con un especialista para fortalecerlo.

Llevar una correcta higiene bucodental puede ayudar a prevenir su aparición en caso de lesión en la zona.

Tratamientos para las boqueras

El tratamiento variará en función de la causa de la aparición de la boquera. Así, se dirigirá a tratar el origen del problema. Así, en función de su causa, existirán diversas opciones para paliar sus efectos.
 

  • Si la causa es una prótesis dental mal ajustada, se reajustará para adecuarla a las medidas de la boca del paciente.
     
  • Si la patología ha aparecido como consecuencia de otra patología, el tratamiento se dirigirá a tratarlas.
     
  • Si el origen está en una mala alimentación y un déficit de tipo nutricional, es posible que se receten complejos vitamínicos o se intente modificar la alimentación para suplir las carencias.
     
  • En el caso de que la afección esté originada por una infección, se aplicarán cremas tópicas de cremas antibióticas y antifúngicas.

A su vez, existen una serie de medidas que pueden ayudar a curar la herida:
 

  • Evitar tocar las lesiones
     
  • Reducir el consumo de comidas o alimentos ácidos, muy calientes o picantes
     
  • Abrir la boca moderadamente
     

¿Qué especialista trata las boqueras?

El encargado de tratar en primera instancia las boqueras será un Médico de Familia o un especialista en Medicina Interna. No obstante, si se diagnostica que el origen de la enfermedad está causado por otra patología, como por ejemplo una diabetes o una infección, el encargado de tratarla será el especialista en dicha patología.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..