Atrofia multisistémica

¿Qué es la atrofia multisistémica?

También conocida como AMS, se tarta de un trastorno neurológico degenerativo poco frecuente, que incide sobre las funciones autónomas (involuntarias) del cuerpo.

Pueden verse afectadas, por ejemplo:

  • Presión arterial
  • Respiración
  • Función de la vejiga
  • Control motor

Podemos dividir la enfermedad en dos grandes tipos: la atrofia multisistémica parkinsoniana y cerebelosa.

Pronóstico de la enfermedad

La evolución de la enfermedad puede variar, pero no se detiene, por lo que las actividades del día a día se complican con el paso del tiempo. Los pacientes suelen vivir entre 7 y 9 años después del diagnóstico de la enfermedad.

La patología comparte muchos de los signos del Parkinson

Síntomas de atrofia multisistémica

La patología comparte muchos de los signos del Parkinson y, en función de la sintomatología, se dividen en los dos grupos anteriormente mencionados.

Síntomas del tipo parkinsoniano (el más habitual):

  • Dificultad para doblar brazos o piernas
  • Lentitud de movimientos
  • Rigidez muscular
  • Problemas de equilibrio y postura
  • Temblores

Síntomas del tipo cerebeloso:

  • Balbuceo o voz muy baja
  • Alteración visual (visión borrosa)
  • Problemas de coordinación (ataxia)
  • Dificultad para tragar o masticar

Los dos tipos de atrofia multisistémica comparten el mismo síntoma principal:  la hipotensión postural. Asimismo, también se pueden detectar problemas psiquiátricos, cardiovasculares, sexuales, trastornos del sueño, disfunción urinaria e intestinal o problemas del sueño.

Pruebas médicas para la atrofia multisistémica

En general la AMS se diagnostica en varones mayores de 60 años. Pese a que no existen exámenes específicos, se suele realizar:

  • Resonancia magnética de la cabeza
  • Examen de orina
  • Niveles de norepinefrina en el plasma

Asimismo, también se realizará una revisión de ojos, nervios y músculos, se repasarán los síntomas y se excluirán otras posibles causas.

¿Cuáles son las causas de la atrofia multisistémica?

Todavía se desconoce la causa de la patología, aunque se investiga si puede ser orginado por un componente hereditario o una toxina ambiental.

¿Se puede prevenir?

Hoy en día se desconoce una forma para prevenir la atrofia multisistémica.

Tratamientos para la atrofia multisistémica

Actualmente no hay una cura para la patología, ni un tratamiento para evitar que empeore. Para controlar la AMS, se pueden utilizar algunos medicamentos que serán recetados por el especialista (aunque no funcionan en todos los casos).

Por otro lado, un marcapasos programado puede aumentar la presión arterial para algunos pacientes.

¿Qué especialista lo trata?

La atrofia multisistémica debe ser tratada por un especialista en Neurología.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..