Amnesia

 

¿Qué es la amnesia?

La amnesia es una enfermedad que se caracteriza por la pérdida de memoria. Este trastorno de la memoria que puede originarse distintas causas. Cuando una persona sufre este trastorno puede almacenar ni recuperar información recibida anteriormente.

La amnesia puede ser temporal (amnesia transitoria) o permanente. Según los síntomas, puede ser de dos tipos: anterógrada, si provoca una dificultad para memorizar nuevos datos; o retrógada, caracterizada por el olvido de los recuerdos. Por otro lado, las paramnesias consisten en errores de reconocimiento de los recuerdos, como la reminiscencia, el llamado “deja vú” o la criptomnesia, entre otros.

¿Qué síntomas presenta?

El principal síntoma de la amnesia es la pérdida del acceso al recuerdo. Cuando la pérdida de memoria es más grave y extensa puede conllevar un deterioro en las relaciones interpersonales y laborales de la persona, comportamiento antisocial con el que trate de aliviar la presión social que siente cuando se ve incapacitado para relacionarse en la sociedad.

Causas de la amnesia o por qué se produce

Las causas pueden ser por motivos órganos, amnesia producida porque hay una lesión en el área cerebral, causada por enfermedades, traumatismos o por el abuso de determinadas drogas; o por motivos funcionales, es decir, por factores psicológicos, como un mecanismo de defensa.

¿Se puede prevenir?

La amnesia se puede prevenir en algunos casos ejercitando el cerebro y haciéndolo trabajar. Para ello es importante mantener la mente ocupada, relacionarse con otras personas, dormir ocho horas diarias, evitar situaciones de estrés y llevar una vida saludable, sin excesos de comida o alcohol y realizando ejercicio físico moderado.

¿En qué consiste el tratamiento?

En la mayoría de los casos, la amnesia se resuelve sin tratamiento. Sin embrago, si un trastorno subyacante físico o mental está presente, debe ser tratado si es posible.

La psicoterapia puede ser eficaz en algunos pacientes y la hipnosis es una manera de recordar ciertos episodios que han sido olvidados. El apoyo familiar es muy importante para ayudar al paciente a mejorar.

Trabajar con un terapeuta ocupacional ayuda a adquirir nueva información para reemplazar los recuerdos perdidos o también para adquirir información nueva.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..