Aborto espontáneo


Especialidad de Ginecología y Obstetricia

¿Qué es un aborto espontáneo?

El aborto espontáneo o aborto natural es la pérdida del embrión o feto debido a causas naturales o no provocadas intencionalmente. Se suele producir o antes de la semana 20 del primer embarazo, si es posterior es un parto prematuro.

El aborto espontáneo se divide en temprano (antes de la semana 12) o tardío (entre la semana 12 y la 20). Existe un mayor riesgo de aborto espontáneo en mujeres mayores de 35 años y también en aquellas que hayan tenido abortos espontáneos antes.

Existen tres tipos de aborto espontáneo:

Aborto completo: se da cuando se expulsa el saco gestacional íntegro

Aborto incompleto: cuando quedan restos de la gestación dentro del útero. En estos casos es necesario aplicar tratamiento farmacológico o  hacer un legrado para expulsar lo que ha quedado.

Aborto diferido: el embrión ha muerto dentro del útero. Normalmente la mujer no siente los síntomas en este tipo de aborto.

¿Cuáles son los síntomas del aborto espontáneo?

Los síntomas que sentirá la madre ante un aborto espontáneo pueden ser los siguientes:

  • Dolor abdominal agudo, sordo o de tipo cólico.
  • Lumbago, dolores similares a una menstruación muy fuerte.
  • Se expulsa material tisular o en forma de coágulos de la vagina
  • Hemorragia vaginal

¿Por qué se produce el aborto espontáneo?

La mayoría de abortos naturales se dan por problemas cromosómicos que impiden el correcto desarrollo del bebé, y que normalmente no tienen relación genética con los padres. Otras causas pueden ser:

Infecciones durante el embarazo

Obesidad de la madre

Problemas en el sistema inmunitario

Enfermedades sistémicas graves como la diabetes no controlada

Consumo de tabaco

Consumo de drogas y alcohol

Toxinas ambientales

Prevención del aborto espontáneo

La atención prenatal y el seguimiento exhaustivo del embarazo por parte de profesionales ginecólogos experimentados es la mejor vía de prevención del embarazo natural.

En muchos casos el embarazo es causado por enfermedades sistémicas que pueden detectarse a tiempo y tratarse o controlarse si se mantiene un control del embarazo adecuado.

Los hábitos de la madre durante la gestación también son fundamentales para prevenir el aborto espontáneo, como evitar el consumo de alcohol, tabaco, drogas y cafeína, así como intentar no contraer enfermedades infecciosas.

Consumir vitaminas prenatales y suplementos de ácido fólico antes de quedar embarazada también consigue prevenir el aborto natural.

Tratamiento del aborto espontáneo

Cuando se da un aborto involuntario el especialista en Ginecología debe analizar el tejido que ha salido a través de la vagina, para comprobar si se trataba de una placenta normal o un crecimiento extraño en el útero, así como para poder ver si quedan restos de tejido fetal en el interior.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.