¿Necesita ayuda?93 535 12 60

Día Mundial de la Artritis

Escrito por el octubre 10, 2018 en Días Mundiales | 0 comentarios

El 12 de octubre de cada año se conmemora el Día Mundial de la Artritis con la misión de aumentar la conciencia sobre esta patología, una enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo. El Día Mundial de la Artritis tiene los siguientes objetivos: aumentar la conciencia de la artritis en  la comunidad médica, entre la población y en el público en general. Influenciar públicamente sobre los síntomas y tratamientos para aliviar la artritis. Por último también se encarga de asegurar que todas las personas que padecen artritis sean conscientes de la red de ayuda que tienen disponible.

Desde Top Doctors hemos hablado con el Dr. José Miguel Senabre Gallego, especialista en artritis, que ha ayudado a elaborar el siguiente artículo. En primer lugar el doctor destaca la importancia de tener unas articulaciones sanas para la vida familiar, social y laboral, ya que su deterioro influye de forma muy negativa en la calidad de vida de las personas.

Una definición sobre la artritis

El doctor ofrece la siguiente definición sobre la artritis: “artritis significa inflamación de las articulaciones. Esta inflamación puede tener un origen autoinmune, como en la artritis reumatoide, o puede estar provocada por cristales de ácido úrico (gota) o de calcio (pseudogota), o incluso ser consecuencia de una infección (artritis séptica), o un traumatismo (artritis traumática). Generalmente, cuando se habla de la artritis, nos referimos a la artritis reumatoide. No hay que confundir artritis con artrosis, en la que el dolor está causado por el deterioro del cartílago articular, muchas veces asociado a la edad y al uso”.

¿Cuáles son los síntomas de la artritis?

Es importante conocer los síntomas de una enfermedad, para ello el Dr. Senabre indica que los síntomas de la artritis pueden provocar dolor, hinchazón y rigidez articular (dificultad para mover la articulación). También puede afectar a diferentes articulaciones dependiendo del tipo de artritis. En la artritis reumatoide lo más característico es que afecte a las articulaciones de las manos y de los pies. Los diferentes tipos de artritis pueden afectar a 1 de cada 6 personas y pueden aparecer a cualquier edad, incluso en niños.

La visita al especialista

¿En qué momento se debe visitar al médico? La artritis tienen diferentes tipos, es por esto que el Dr. Senabre recomienda que: “el diagnóstico debe hacerse correctamente. Por otro lado, es necesario iniciar el tratamiento lo antes posible puede reducir el daño causado a la articulación por la inflamación. Además, algunos tipos de artritis pueden causar daños en otros órganos como el corazón, los riñones y los pulmones, por lo que el diagnóstico rápido es fundamental. Si cree que puede tener artritis debe consultar con un médico experimentado. Su médico de familia le puede orientar y, si sospecha artritis, le remitirá al reumatólogo, que es el especialista encargado de la artritis y las enfermedades relacionadas, para confirmar o descartar el diagnóstico”.

 

 

La importancia de un buen diagnóstico

En cuanto a las pruebas diagnósticas el Dr. Senabre asegura que no existe ninguna prueba específica para diagnosticar la artritis. El médico le hará una serie de preguntas acerca del inicio y de la evolución del dolor, la hinchazón y la rigidez, así como factores desencadenantes o agravantes. Puede que le pregunte sobre otros síntomas que pueden asociarse, como el enrojecimiento o la descamación de la piel. Con esta información y el examen físico, el médico ya puede sospechar si se trata de artritis y solicitar algunas pruebas complementarias que apoyen el diagnóstico. La analítica de sangre puede mostrar inflamación y algunos marcadores reumáticos pueden ser positivos dependiendo del tipo de artritis. Es importante saber que una analítica alterada por sí sola no es suficiente para confirmar o descartar la artritis. Por ejemplo, tener factor reumatoide positivo en la analítica no siempre se relaciona con la artritis, e incluso puede ocurrir en personas sanas y, por otro lado, muchos tipos de artritis tienen el factor reumatoide negativo. Otras pruebas de imagen como la radiografía o la ecografía ayudan a confirmar la presencia de inflamación en la articulación.

Tratamientos dependiendo del tipo de artritis

El tratamiento de la artritis dependerá del tipo de artritis que sufre el paciente, es por ello que el doctor indica que: “la artritis reumatoide se trata con corticoides y fármacos antirreumáticos, como metotrexato y leflunomida. Cuando estos tratamientos fallan, se utilizan otras “terapias dirigidas” que actúan sobre el sistema inmune reduciendo su respuesta. Se trata de los anticuerpos anti-TNF, abatacept, tocilizumab, rituximab o los nuevos inhibidores de las JAK tofacitinib y baricitinib. En el caso de la artritis psoriásica ustekinumab, secukinumab y apremilast también forman parte del arsenal terapéutico. Estos fármacos, de gran eficacia, deben ser prescritos por el especialista bajo una estrecha vigilancia para minimizar el riesgo de efectos secundarios, como el aumento del riesgo de infecciones o las alteraciones en la analítica”.

Prevención de la artritis

Por último el Dr. Senabre ofrece una serie de consejos para prevenir la artritis de forma efectiva: “aunque la causa de la artritis reumatoide es desconocida, existen factores hereditarios, hormonales y agentes externos, como algunos microorganismos, que se han relacionado con su desarrollo. También existe una relación entre el consumo habitual de tabaco y la artritis reumatoide, por lo que este es otro motivo de peso para no fumar. Aunque aún no está demostrado completamente, existen estudios que sugieren que la periodontitis (inflamación de las encías) podría relacionarse con el desarrollo de artritis reumatoide. Siempre es recomendable tener una correcta higiene bucal. La obesidad también parece empeorar la artritis. El tejido graso segrega proteínas que favorecen la inflamación, los fármacos funcionan peor en pacientes obesos y las articulaciones sufren con la sobrecarga de peso. Por tanto, una dieta sana y equilibrada, acompañada por la práctica de ejercicio moderado de forma regular, es muy recomendable”.

Compartir

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *