¿Por qué la epilepsia provoca problemas psicológicos?

Escrito por: Patricia Sanz Mestre
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Para entender porque las crisis epilépticas pueden afectar al funcionamiento del cerebro primero tenemos que comprender en qué consiste una crisis epiléptica y en qué se diferencia con el diagnóstico de epilepsia.

 

Cuando hablamos de epilepsia estamos haciendo referencia a la enfermedad neurológica crónica caracterizada por disfunción cerebral episódica, espontáneamente recurrente y producto de una descarga neuronal hipersincrónica.

 

Cuando nos referimos a las crisis epilépticas hablamos de aquellas crisis que se producen de forma aislada, como manifestación de un desorden o como secuela de una afectación cerebral. Se producen en el cerebro y es ocasionado por un grupo de neuronas que provocan una descarga hipersincrónica. Sus síntomas van a depender de la localización y el número de neuronas involucradas.

Para que una persona sea diagnosticada de epilepsia deben producirse, al menos, dos crisis epilépticas no provocadas.

Hay que diferenciar entre las crisis epilépticas y la epilepsia

 

¿Por qué las crisis epilépticas pueden provocar problemas psicológicos?

Como podéis ver, el simple hecho de tener una crisis epiléptica no significa ser diagnosticado como enfermedad neurológica y, por lo tanto, no significa que se produzcan daños en el cerebro. Sin embargo, cuando estas crisis se convierten en recurrentes sí pueden afectar a las capacidades cognitivas; de hecho, las personas afectadas refieren quejas subjetivas de deterioro cognitivo.

 

El principal problema de las crisis epilépticas es el sustrato neuropatológico y/o neurofuncional que da lugar a estos episodios. Esto quiere decir que las crisis epilépticas producen unas manifestaciones, ya sean funcionales o estructurales, que afectan a la corteza cerebral.

 

¿Cuáles son los problemas psicológicos más frecuentes que provoca la epilepsia?

Las alteraciones cognitivas asociadas a la epilepsia suelen estar representadas por quejas subjetivas de memoria, lenguaje y atención.

 

Hay que destacar que los problemas cognitivos van a estar relacionados con el tipo de epilepsia que presentan. Las crisis parciales, que se refieren a aquellas que se inician en un área específica del cerebro, presentarán afectaciones en áreas más específicas que las crisis generalizadas que afectan de forma bilateral en el cerebro. También estará relacionado con la conjunción de varios factores, como la edad de inicio, la frecuencia, duración, intensidad o la etiología de la crisis.

 

Las afectaciones cognitivas pueden desaparecer tras la eliminación de la crisis epiléptica, el control farmacológico o mantenerse de manera crónica.

 

Las epilepsias parietales y occipitales, que representan del 1 al 8% de las crisis, pueden incluir alteraciones en la percepción visual (alucinaciones visuales, diplopía, etc.) o en la percepción somatosensorial (sensación de dolor, parestesias). También pueden estar relacionadas, pero en menor medida, con alteraciones del lenguaje, principalmente en la comprensión.

 

Las epilepsias frontales, que representan del 15-20%, suelen estar relacionadas con alteraciones en la ejecución motora, funciones ejecutivas o afectivo-emocionales. Las alteraciones relacionadas con la ejecución motora suelen corresponder a una afectación en la programación y coordinación motora, así como la inhibición de respuestas motoras. Las afectaciones en las funciones ejecutivas suelen estar relacionadas con la dificultad para planificar, secuenciar, coordinar y generar alternativas en situaciones novedosas. Mientras que las alteraciones afectivo-emocionales corresponden a la dificultad para identificar las conductas o respuestas socialmente inapropiadas o la atribución de emociones a partir de las expresiones faciales de los otros.

 

Por último, están las epilepsias temporales, que representan en torno al 70% de las crisis parciales. En la mayoría de estas crisis se ha observado la presencia de atrofia del hipocampo. Teniendo en cuenta que esta es la estructura del cerebro encargada de la memoria, podemos decir que la principal alteración cognitiva será la memoria a largo plazo. La memoria corto plazo suele estar preservada, mientras que la memoria a largo plazo, en concreto la memoria declarativa, está afectada.

 

Las crisis epilépticas no solo producen afectaciones cognitivas, sino que pueden ir acompañadas de alteraciones emocionales. La calidad de vida de las personas que sufren de forma recurrente crisis epilépticas puede verse afectada, lo que puede conllevar sensación de tristeza, impotencia, miedo, tensión física o pensamientos catastróficos. Todo esto, requiere del acompañamiento, apoyo y supervisión del personal especializado.

 

¿De qué manera puede ayudar un especialista en Psicología a una persona que padece epilepsia?

Un especialista en Neuropsicología podrá realizar una valoración neuropsicológica para evaluar las posibles afectaciones cognitivas de las crisis epilépticas, prevenir y elaborar un programa rehabilitar de las funciones cognitivas. En otros casos, es importante la valoración neuropsicológica previa a la cirugía de la epilepsia para valorar los posibles efectos de esta misma.

 

La principal función del neuropsicólogo es identificar las afectaciones cognitivas y emocionales que presenta la persona afectada para poder elaborar un plan de intervención centrado en la parte cognitiva y emocional.

Por Patricia Sanz Mestre
Psicología

La psicóloga Patricia Sanz Mestre se licenció en Psicología por el Colegio Universitario Cardenal Cisneros. Es experta en Terapia Gestalt por la Escuela Madrileña de Terapia Gestalt y está formada para la Intervención Social en la Enfermedad de Alzheimer y otras demencias, a través del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid. También se ha especializado en Psicoterapia Breve por la Sociedad Española de Medicina Psicosomática y Psicoterapia. Además, cuenta con un máster Neuropsicología Cognitiva por la Universidad Complutense de Madrid y una formación en

Entre sus tratamientos destacados se encuentran la ansiedad, counsellingdaño cerebral, neuropsicología, demencias, terapia gestalt y psicogeriatría.

Actualmente, ejerce como neuropsicóloga y coordinadora de equipo en Polibea Norte.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..