¿Es posible en la actualidad saber si no tenemos alzheimer?

Escrito por: Dr. Pablo Casariego de Córdoba
Publicado: | Actualizado: 20/06/2018
Editado por: Top Doctors®

La enfermedad de Alzheimer (EA) es la enfermedad neurodegenerativa más frecuente y que, a pesar de todo, todavía hoy es difícil de diagnosticar. Aunque cada vez hay más pruebas/técnicas que nos ayudan en el diagnóstico, sin ser agresivas o menos que la biopsia cerebral. En nuestro centro tenemos a los profesionales necesarios para hacer un diagnóstico temprano y pautar el tratamiento adecuado, haciendo un seguimiento de todo el proceso.

 

Diagnóstico del Alzhéimer

Persona con AlzheimerEn neurología, el diagnóstico del Alzhéimer se basa en estudiar la historia clínica del paciente, la realización de unos test neuropsicológicos que demuestren un deterioro cognitivo “típico”, nos pueden ayudar diferenciar el tipo de demencia; una analítica de sangre y una prueba de imagen, idealmente una Resonancia Magnética (RM) cerebral para descartar otras causas de demencia y conocer si hay atrofia cerebral. También a veces se utiliza el SPECT cerebral de perfusión o el PET cerebral con FDG.

En base a los resultados de estas pruebas, el diagnóstico es de probabilidad, dividiéndose en dos categorías: EA probable y EA posible y en ocasiones se realizaría una biopsia cerebral. Pese a la realización de dichas técnicas el diagnóstico no es del todo fiable, aunque por fortuna esta situación está cambiando actualmente.

Otro método que nos ayuda es la punción lumbar (PL) que mide la cantidad de ciertas proteínas (Beta-amiloide y Tau) en el líquido cefalorraquídeo (LCR). Al tratarse de una prueba molesta, aunque con pocos riesgos, se lleva a cabo pocas veces, ya que se ha de hacer idealmente con el paciente ingresado.

 

Novedades en el diagnóstico del Alzhéimer

Las novedades en el diagnóstico que acaban de llegar a España son los nuevos trazadores PET únicamente para EA. Este procedimiento lo que hace es fijarse al Beta-amiloide cerebral, una proteína anormal que aparece en el cerebro de los pacientes con EA, aunque no sólo en ellos.

Si el resultado es negativo, es muy difícil que el paciente tenga una EA. Si es positivo, y el resto de las pruebas también apoyan el diagnóstico, es más probable que el paciente tenga una EA, mejorando la especificidad y sensibilidad del diagnóstico aunque sin cuantificar.

Pese a los avances, en la actualidad no podemos saber con certeza absoluta si tenemos o no EA. Su diagnóstico precoz es importante, pues aunque hoy es una enfermedad que no tiene cura, sí tiene tratamiento para reducir su evolución.

Y tan importante como los anteriores, es la rehabilitación cognitiva. Es decir, practicar ejercicios y actividad intelectual específica, y un estilo de vida sano con control de los factores de riesgo vascular como la tensión arterial, el azúcar, el colesterol, el tabaco y hacer ejercicio diariamente.

Por Dr. Pablo Casariego de Córdoba
Neurología

El Dr. Pablo Casariego de Córdoba cuenta con 15 años de experiencia, que corroboran su especialización como Neurólogo en epilepsia, enfermedad de Parkinson, déficit de memoria, cefaleas y Alzheimer. Responsable de la Unidad de Memoria de este centro, ha investigado múltiples patologías relacionadas con las enfermedades del Parkinson y el Alzheimer. Es miembro de la Sociedad Española de Neurología (SEN) y ha acudido y participado en numerosos congresos internacionales de neurología.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.