Medidas preventivas frente a la COVID-19

Escrito por: Dr. Gonzalo Segrelles Calvo
Publicado:
Editado por: Margarita Marquès

La infección por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 desarrolla la enfermedad conocida como la COVID-19 y ha causado la pandemia mundial que vivimos.

 

La Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Sanidad de nuestro país publican información actualizada sobre la COVID-19. Según los últimos documentos publicados, sabemos que la transmisión del SARS-CoV-2 entre humanos se considera similar a la descrita en otros coronavirus. También sabemos que está relacionado con el contacto directo con las gotitas respiratorias, que todos producimos al hablar, reírnos y toser de los pacientes infectados y que son capaces de transmitirse a distancias de hasta 2 metros. Por otro lado, es un modo de contagio el contacto con las manos o los fómites contaminados con las secreciones respiratorias de los pacientes infectados.

 

Este modo de transmisión, hace indispensable la realización de medidas preventivas recomendadas por el Ministerio de Sanidad. Es fundamental la distancia social, el uso de mascarilla y el lavado de manos con solución hidroalcohólica o con agua y jabón de forma frecuente, no tocarse la cara si antes no se han lavado las manos, protegerse al toser o estornudar, usar y desechar los pañuelos, no compartir objetos (especialmente vasos, cubiertos…). Debemos entender que somos potenciales transmisores de la COVID-19 y en nuestras manos está el poder romper la cadena de transmisión.

 

El uso de mascarillas es obligatorio, con independencia de que se mantenga la distancia física. Todas las personas de seis años en adelante están obligadas al uso de mascarillas. En la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, con independencia del mantenimiento de la distancia física interpersonal de seguridad. Debe de cubrir desde parte del tabique nasal hasta la barbilla y no puede tener válvula espiratoria sobre en los usos profesionales para los que este tipo de mascarilla pueda estar recomendada. Existen excepciones al uso de la mascarilla como serían en el momento de realizar actividad deportiva al aire libre, durante el consumo de bebidas y alimentos.

 

El uso de mascarillas es obligatorio, con independencia
de que se mantenga la distancia física

 

Las personas fumadoras

Existen pocos datos acerca del impacto del tabaco en relación al riesgo de infección por SARS-CoV-2. Posiblemente, el contacto de la saliva con la boquilla del cigarro y la manipulación de cigarro pueden ser potenciales acciones de riesgo de infección. Al dar una calada, se produce una nube de dispersión de partículas que puede aumentar el riesgo de infección por contacto con los aerosoles, que se dispersan en un radio mayor que con una respiración normal.

 

Por otro lado, no podemos olvidar que un porcentaje de fumadores tienen un riesgo aumentado de sufrir alguna otra enfermedad pulmonar, como la EPOC, y que sí suponen un riesgo de presentar una infección más grave.

 

Medidas preventivas extra en personas vulnerables

Las medidas preventivas que hemos comentado anteriormente son las fundamentales (mascarilla, lavado de manos y distancia social), además hay que insistir en no sólo cumplirlas, sino en hacerlas cumplir con las visitas de familiares, siendo lo primero de deben hacer nada más llegar a casa lavarse las manos.

 

Además, la propia persona de riesgo debe evitar en la medida de lo posible lugares concurridos (medios de transporte, espectáculos, reuniones profesionales, centros sanitarios, etc.), limitar las visitas de familiares o amigos, consultar a los servicios médicos en caso de síntomas respiratorios (tos, fiebre, dolor de cabeza, cansancio, dificultad para respirar). La visita al centro médico se hará provisto de mascarilla para no contagiar a otros.

 

Los que vayan a visitar a una persona de riesgo deben no hacer la visita si se tienen síntomas respiratorios, lavado de manos al llegar, evitar el contacto físico (dar la mano, besos...), evitar compartir objetos y considerar mantener una distancia de unos 2 metros con la persona de riesgo.

Por Dr. Gonzalo Segrelles Calvo
Neumología

El Dr. Gonzalo Segrelles es licenciado en Medicina y Cirugía y especialista en Neumología. Ha desarrollando programas de atención en domicilio al paciente respiratorio complejo (hospitalización a domicilio, telemonitorización domiciliaria, etc). Además durante su periodo formativo y en el desarrollo posterior de la especialidad ha adquirido habilidades en la realización de técnicas instrumentales para el diagnóstico de enfermedades respiratorias: ecografía torácica, biopsia pleural, toracocentesis, broncoscopia (con habilidades básicas en técnicas específicas con el navegador electromagnético y eco-broncoscopia).

Tiene un interés más específico en la patología del sueño y en la asistencia a pacientes en fallo respiratorio agudo con necesidad de ventilación mecánica no invasiva.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..